De la Ciudad

De la Ciudad

Por Guillermo Pimentel Balderas

 

(Un sincero y fraternal pésame a las familias de los amigos y colegas que se nos adelantaron) 

Del dicho al hecho… hay gran trecho

Programas de Bienestar… en entredicho

¿Solo datos y cifras “al aire…”? 

Bien dice el refrán que, “del dicho al hecho… hay gran trecho”; esto, a colación con las conferencias de prensa de Bienestar, en las cuales se pretende  informar, diariamente, precisamente sobre los avances de los programas de prosperidad de la Cuarta Transformación (4T), en el contexto de la pandemia COVID-19 y la reactivación económica.

Más que nada, todo parece indicar que, ante la nula publicación de los boletines de prensa de las dependencias de la 4T, hubo necesidad de crear ruedas de prensa -al parecer con muy poca asistencia de reporteros- que, no cabe duda tienen también otras intensiones.

En principio, se puede deducir que son estas pasarelas de funcionarios para que no pasen en desapercibidas sus acciones gubernamentales pues al parecer, no son suficientes que se suban a los portales oficiales, sus “notas”, que ni siquiera leen los mismos empleados o trabajadores de las dependencias.

Bien dice el refrán en su enunciado que, Del dicho al hecho hay gran trecho, pues la idea clave es la promesa y su significado es que, en ocasiones, existe mucha distancia entre lo que uno dice y lo que hace, por lo que conviene no confiar en promesas que pueden no cumplirse.

O sea, Del dicho al hecho hay gran trecho, es un refrán popular que se refiere a la paradoja de que lo prometido no se corresponde con las acciones o camino que el individuo debe de seguir o cumplir para alcanzar su objetivo o lo ofrecido.

Surgen “Tardeadas de Bienestar” 

Entonces, como ya entramos en la “fiebre de las pre-campañas electorales”, al parecer no son suficientes las “mañaneras” del Presidente Andrés Manuel López Obrador; así como la reanudación de sus “giras de trabajo” al interior del país, y los huecos boletines de las dependencias oficiales.

Ahora, también, para de alguna forma reforzar el convencimiento a los votantes, de que la 4T trabaja en beneficio de los pobres, de los más necesitados y que su partido -Morena-, sigue siendo la mejor opción, es que todos los días, inclusive sábados y domingos, el gobierno del cambio lleva a cabo sus conferencias de prensa que encabeza la Secretaria de Bienestar, con el fin, según aseguran ellos, “de dar un informe diario sobre los avances de los Programas de Bienestar en el contexto de la pandemia COVID-19 y la reactivación económica”.

Estas, “tardeadas de Bienestar”, se realizan en Palacio Nacional, Plaza de la Constitución s/n, Centro Histórico, alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México, a partir de las 17:00 horas, bajo la coordinación de funcionarios de la Secretaria de Bienestar que encabeza la ingeniera agrónoma María Luisa Albores González.

Los representantes de los medios de comunicación deberán presentarse de 16:15 a las 16.40 horas máximo, e indispensable presentar identificación oficial del medio.

En esta pasarela gubernamental desfilan funcionarios de todas las secretarias de Estado, asi como de las Instituciones del gabinete ampliado para repetir, de una u otra forma, lo que ya han difundido en sus boletines.

Pero, como ejemplos de incumplimiento de compromisos por parte de María Luisa Albores González, la Secretaria de Bienestar y, de su equipo, hay muchos, entre ellos, la entrega de la pensión a los adultos mayores y las becas “Benito Juárez”.

En el primer caso, infinidad de adultos mayores de todo el país se quejan que no les llega el apoyo o pensión, a pesar de estar inscritos, o eso suponen. Alegan que la llamada “Línea de Bienestar” solo les da largas para que se les solucione su problema. 

“Después de cuatro llamadas, me dicen que hay problemas con la plataforma de la Secretaria; que está saturada o en actualización, por lo cual hay que esperar que me llamen para volver a inscribirme y para lo cual tener listos (otra vez) originales y copias de los documentos que ya anteriormente había entregado (identificación INE, acta de nacimiento, CURP y comprobante de domicilio)”, confió la persona mayor que omitió su nombre por temor a que le quiten la ayuda.

Y, esto, también hay que decirlo, a pesar de que a los adultos mayores visitados en sus domicilios, se les entrega, por parte de los”Siervos de la Nación”, un talón con número de folio y el nombre de la persona que hizo la visita-entrevista-inscripción. 

“Por si fuera poco, al pedir aclaración el por qué no me han entregado la ayuda, me dicen que no hay dinero, que esto se solucionará a la brevedad, y que se está dando prioridad a otros programas como al de Sembrando Vidas”, platico otro afectado.  

Becas “Benito Juárez” invisibles

También, hay estudiantes de bachillerato y superior, principalmente, a quienes no les han pagado sus becas “Benito Juárez” y en ocasiones, cuando van a cobrar quienes ya tienen sus respectivas tarjetas, resulta que no hay depósito alguno. 

Claros ejemplos hay en todo el país como recientemente en San Luis Potosí donde tres mil estudiantes exigen sus becas del bienestar que no han cobrado a pesar de que ya terminó el ciclo escolar.

Estos alumnos no conocieron las becas del bienestar “Benito Juárez”, por lo que se prevé una fuerte deserción, según lo advirtió el representante del Federación Nacional de Estudiantes Revolucionario “Rafael Ramírez” (FNERRR), en la entidad, Óscar García Miranda. 

Muchos estudiantes han acudido en varias ocasiones a las instalaciones de las delegaciones de la Secretaría del Bienestar en los estados, y no les ha querido dar la cara.

La Secretaria de Bienestar pone muchas trabas a los adultos mayores y estudiantes para poder obtener los apoyos de pensión y de las becas del bienestar.

Todo, a pesar de cumplir con todos los requisitos y a cambio, solo reciben, respuestas huecas.

Así están las cosas con la Secretaria de Bienestar que, también se da en otras dependencias como en la Secretaria de Agricultura, con los apoyos a los campesinos; con Sedatu, con las viviendas, con las instituciones de salud, en las cuales por atender en forma prioritario la emergencia sanitaria por COVID-19, se desatienden de otras personas o beneficiarios que necesitan estudios de laboratorio o de gabinete, consultas con especialistas o para seguir el tratamiento con su médico general. Además de que sigue la escases de medicamentos, en especial los controlados. Estas dependencias entre otras más que, no vale la pena mencionar.

¿Quién le está fallando a quién? ¿El Presidente a estos sectores de la población? ¿La secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, al Presidente? ¿Los funcionarios de la Secretaria a la titular de Bienestar?  

¡Esta sí que es una pandemia!

Esto… continuará 

E-mail: guillermo.pumageneracion1979@gmail.com

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA