IMSS, ¡miserable!

Por Guillermo Pimentel Balderas/

Pues resulta que la posible “Corcholata” (Plan B) para la candidatura del Gobierno de la Ciudad de México, emite una escueta y mísera “tarjeta Informativa” (al parecer, no alcanzo para un boletín por la austeridad) para dar a conocer que ya “analiza la recomendación” de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y que refrendó su disposición de “cooperar con los propósitos del órgano garante de los derechos humanos”.

Más mentiras de este gobierno, al parecer es ya otra costumbre en el IMSS ¿“inspirados” por Palacio Nacional? Dice Zoé Robledo en su panfleto que tras la recomendación 118/2022 de la CNDH, ha iniciado una investigación y que se encuentra en la disposición de cooperar, por lo que refrenda su compromiso con el cuidado de la salud “oportuna y adecuada hacia sus derechohabientes”. Generaliza.

Mientras tanto, la realidad, con otros datos, dan cuenta de que luego de cuatro años en busca de respuestas y justicia, Vanessa Dip (con 31 años actualmente, madre soltera con 2 hijos), hasta el momento sufre de las consecuencias de la negligencia en el IMSS y está en la espera de una quinta operación, que se ha pospuesto, pues la mandan a diferentes especialistas, sin que nadie se haga responsable.

Lo ruin y miserable es que el IMSS ofreció a la joven mujer, a la que le desgraciaron su proyecto de vida, 88 mil pesos por reparación del daño. Vanessa Dib, lo dio a conocer (ya que el panfleto del IMSS nunca lo mencionó). Ella cuestionó a los médicos que fueron negligentes en su caso, si consideran que sus piernas valen 88 mil pesos, de ser su respuesta afirmativa, entonces, estaría contenta de pagarles esa cantidad para que le regresan las suyas.

Todavía, se deberá someter a una cirugía más para que le quiten el hueso de su pierna que le molesta, si es que el IMSS tiene misericordia. Vanessa, exige que el Instituto le otorgue unas prótesis nuevas, un aumento de pensión porque tiene lo mínimo, reparación del daño, becas y talleres para sus dos hijos. ¡Sería lo de menos!

El camino todavía es largo pues aun no se gana la demanda de Vanessa, lo que hay es una recomendación por parte de la CNDH ya que, todavía falta ver si el IMSS se indigna y la acepta. Dijo Vanessa, por medio de redes sociales que la institución no quiere aceptarla; es más, “no da la cara, no se han comunicado conmigo, lo único que ofrecieron son 88,000 pesos para reparar los daños”, indicó.

Agrega en su video: “Yo llevo tres compradas y ocupo una cuarta prótesis, espero que todo esto funcione para que el IMSS se haga responsable, no se me hace justo. Me gustaría que el IMSS de verdad pague de la manera correcta, espero que de verdad se haga justicia, todavía se me niega atención médica, nuevamente y no se me hace justo, necesito otra amputación”, clamó.

Cabed señalar que en dicha recomendación, la CNDH registró que personal médico adscrito al Hospital General Regional número 1 y de la Unidad de Medicina Familiar número 9 (UMF-9) del IMSS en Querétaro, “dañaron el proyecto de vida” de la joven debido a un diagnóstico, tratamiento y seguimiento médico inadecuados de un Dispositivo Intra Uterino (DIU) “traslocado”.

En su informe de tres años de encargado del IMSS, Zoé Robledo destacó: “para cambiar al IMSS había que entender no solamente las causas de los problemas, sino el genuino origen de las preocupaciones de la gente”. (¿?).

Inclusive, según él: “El tema del IMSS es el tiempo clínicamente aceptable de espera para una cirugía, para recibir una consulta de medicina familiar o de especialidad, el tiempo perdido en que la derechohabiencia creció, pero eso no se reflejó en inversiones en equipo, en infraestructura o en contratación de más personal médico o de enfermería”. (Más ¿?).

3000 160 total views,  2 views today