El Alcoholismo otra adicciòn mortal en Mèxico:  ONG’s

TAL como se ha informado y alertado en muchas ocasiones, acerca del terrible  vicio del tabaquismo, también el consumo de alcohol en exceso representa otra adicción fatal, progresiva y causa directa de muerte en México, y que igualmente se debe atender en intensa campaña permanente a través de acertadas políticas para su control y reducción en favor de la población. 

Al presentar el primer reporte de la Sociedad civil sobre el consumo nocivo de alcohol, la Coalición México-Salud-Habl e, señaló  que anualmente fallecen en el mundo más de tres millones de personas por esta adicción del alcoholismo, cifra que representa el 5% de la carga de enfermedad atribuible (1), que en México los problemas asociados son altos y afectan especialmente a  los adolescentes (obvio ambos géneros) (2) y que tal consumo constituye uno de los principales factores de riesgo que desencadenan las enfermedades no transmisibles a escala global y nacional.

En reciente conferencia de prensa,  celebrada en un conocido hotel del Paseo de la Reforma, del rumbo de la famosa Zona Rosa, ante el Comisionado Nacional contra las Adicciones, Doctor Gady Zabicky, el investigador y redactor del  reporte sobre el consumo de alcohol, Maestro Alor Ricardo Ruiz Hernández destacó entre las situaciones y hechos relacionados con tal consumo, que las bebidas están disponibles en horarios amplios y cerca de escuelas de todos los niveles, a grado tal que el 17% de alumnos de primaria han probado ya bebidas alcohólicas y el 2.4% registra consumo excesivo. 

Hombres entre 18 y  29 años de edad, y mujeres  desde 12 a 17 años, presentan prevalencias altas; en promedio consumen de 4 a 5 copas en el llamado pre copeo y la mayoría de ellos seguirá bebiendo en una fiesta o reunión, añadió el Maestro Alor. 

La legislación que en México prohíbe beber alcohol y conducir vehículos es dispar y permisiva, por lo cual no están homologadas las pruebas de alcoholemia (conocidas popularmente como alcoholímetros) en las 31 entidades federativas  y en la capital del país, señaló Alor Ruiz, y subrayó que no hay recopilación sistemática de los accidentes de tránsito que permitan identificar en cuáles casos hubo presencia de alcohol. 

“El alcohol es la sustancia principal por la cual se solicita tratamiento por consumo de drogas de 2013 a 2018, además de que los usuarios identifican a esa sustancia como la principal causante de problemas en su vida; la mayoría de los servicios de tratamiento residencial personas afectadas por el alcohol, son ofrecidos por establecimientos privados y sociales, principalmente grupos de ayuda mutua”, dijo.

Otros especialistas que asistieron a la presentación del reporte, fueron el Doctor Miguel  Malo, experto en enfermedades no transmisibles de la OPS/OMS, la Doctora Guillermina Natera, Directora del Centro Colaborador con la OPS/OMS el Instituto Nacional de Psiquiatría y el Maestro Luis Manuel Encarnación, Director del Instituto de Advocacy de la Non Communicable Diseases Alliance.

La presentación del  primer informe sobre el consumo de alcohol adoptó las medidas de la Organización Mundial de la Salud  (OMS) para controlar el alcohol, denominadas SAFER (por sus siglas en ingles), Fortalecer (Strengthen) las restricciones sobre disponibilidad de alcohol;  Avanzar (Advance) y hacer cumplir medidas que eviten beber y conducir vehículos, Facilitar (Facilitate) el acceso a tamizaje, intervenciones breves y tratamiento,  Hace cumplir (Enforce) prohibiciones o restricciones integrales a la publicidad de alcohol, y Aumentar (Raise) los precios del alcohol mediante impuestos especiales y políticas de precios.   (por Gilberto Solís Flores)  

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA