Fumar y vapear mayores riesgos de coronavirus: Nuñez    

 

Todos los fumadores,  consumidores del tradicional cigarro, y del novedoso cigarrillo electrónico,  son las personas más fáciles víctimas de riesgos de complicaciones por Coronavirus, así lo advirtió hoy el Coordinador de la Coalición México – Salud Hable, Juan Nuñez Guadarrama.    

 Señaló asimismo que,  Aunque hasta el momento no hay suficientes estudios que confirmen la relación entre fumar y el uso del novedoso cigarro electrónico (vapear)  con el COVID-19, Sí está comprobado que ambas adicciones afectan al sistema inmune y aumentan los riesgos de contraer el coronavirus, por lo que  dejar de fumar y Vapear mejora la función pulmonar en pocos meses y reducirá probablemente el riesgo de complicaciones por COVID-19, ratificó Nuñez Guadarrama, y destacó la página australiana QUIT.ORG. 

Agregó  que el consumo de tabaco o nicotina en cualquier modalidad es un factor de riesgo mayor para quienes viven con enfermedades no transmisibles  (ENT) 

Ante el primer fallecimiento en México por COVID 19, confirmado ayer por las autoridades de salud, el Coordinador de México Salud – Hable, reiteró, que es mayor la vulnerabilidad de quienes viven con ENT. Y añadió que se trató de una persona que padecía diabetes, lo cual nos debe llevar a reforzar medidas estrictas, personales y en nuestra relación con los demás, sobre todo si vivimos con algún daño cardiovascular, diabetes, cáncer, problemas respiratorios agudos o renales o cuidamos a alguien con esas patologías.

Dijo que las sencillas prácticas de lavarse las manos con frecuencia, estornudar hacia el interior del codo, evitar aglomeraciones de personas y mantener sana distancia con quienes convivimos, son recomendaciones de los profesionales de la salud que, de tan sencillas, las pasamos por alto con frecuencia en nuestras rutinas diarias. 

“Los ambientes libres de humo de tabaco benefician a quienes no fuman, pero también a las personas fumadoras, pues las ayudan a limitar el consumo y la frecuencia de este,  por tanto, Una de las políticas para el control del tabaco se refiere a preservar los ambientes públicos libres de humo de tabaco y libres de aerosoles por el uso de cigarros electrónicos;  no fumar en lugares públicos ni junto a otros; no permitir que fumen menores de edad, ni mujeres embarazadas. Todas estas medidas ayudan a proteger a la población mexicana, en particular a las personas más vulnerables,  enfatizó Núñez Guadarrama.  

Por esto se reitera la recomendación de no exponer a personas mayores de edad y a quienes viven con enfermedades no transmisibles, apuntó el coordinador de México Salud-Hable, para recordar que la evidencia muestra que las personas fumadoras corren mayor riesgo de contraer infecciones respiratorias y pulmonares provocadas por otros virus y bacterias, por ello es probable que estén en mayor riesgo de contraer COVID 19. (por Gilberto Solís Flores)     

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA