Eladio Flores no siente lo duro sino lo tupido

Se le juntan las denuncias al Loquito del Rancho por cometer fraude a empresarios

POR JOSÉ VIEYRA

El cantante Eladio Flores no siente lo duro sino lo tupido… y es que se le siguen acumulando demandas.

Resulta que al Loquito del Rancho ya le se le hizo fácil no pagar, por lo que comete fraude en perjuicio de empresarios.

Resulta que será en mayo cuando la demanda, con número de expediente 544/19, que se le interpuso tenga una sentencia para el cantante, en la que tendrá que pagar y llegar, aunque no quiera, a un arreglo con Jesús Alberto Velderraín, quien desde el 14 de mayo de 2019 ante el Juzgado Primero de la Primera instancia de lo Civil del Estado acusó a Flores de no cumplir con un contrato de asociación y participación de regalías celebrado ante el Notario Público número 7 de Navojoa, Sonora, el 27 de enero de 2015.

FLORES RECONOCE LA DEUDA

A casi un año de ese hecho, Jesús Velderraín presentó su desahogo de pruebas en los que destacan mensajes de WhatsApp y audios, en donde Flores reconoce la deuda, así como la documentación necesaria, expresa Agapito Zazueta, abogado del demandante.

“La demanda está interpuesta y ha procedido, el caso está avanzado y se espera resolución firme; mientras ello ocurre, los tendremos al tanto con información plena”, señala Zazueta.

Pero eso no es todo, es una ‘fichita’ el tal Flores, pues a esta denuncia interpuesta por Velderraín se sumarán otras, entre ellas de un importante empresario discográfico y publirrelacionista, a quienes el cantante y compositor les debe fuertes sumas de dinero.

El abogado mostró un pagaré que firmó Eladio por la cantidad de 500 mil pesos a un importante empresario, monto que no ha sido cubierto y que será otra prueba para que Flores comparezca ante las autoridades correspondientes y pague, conforme a la ley, a sus acreedores que confiaron en él y lo apoyaron para impulsarlo en su carrera como compositor.

Ante estos hechos, se exhorta a las autoridades correspondientes aplicarle todo el peso de la ley y que responda por sus delitos cometidos.

Es innegable que Eladio Flores, El Loquito del Rancho, no anda tan perdido, pues le gusta el ‘bisne’… y además no está loquito, al contrario, es abusivito. Estaremos pendientes.