Velázquez Rangel y Cruz Romero, funcionarios sanguinarios de La Cruz Azul

TÓPICOS POLÍTICOS

* Son la mafia del poder del cemento, personajes de mala calaña y con saña para satisfacer sus instintos animales, además de tener apetito feroz para comerse el pastel del negocio de distribución de PNA y de los socios de la Cooperativa

POR EL TOPO

En estos últimos días ya se sabe que un tema espinoso es la violencia de género… y más cuando se comete a mujeres… y terrible cuando se llega a los feminicidios.

El abuso y acoso también son delitos graves que combaten tanto el gobierno capitalino, encabezado por Claudia Sheinbaum, como el gobierno federal, bajo la dirección del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esto sale a colación porque el uso y abuso del poder dentro de la empresa es muy común, ya se ve normal en la sociedad, y más cuando la víctima se defiende.

Una condición de poder dentro de La Cruz Azul son la Dirección Comercial y los Consejos de Administración y Vigilancia, básicamente porque, de acuerdo con la ética y desempeño de sus funcionarios, afectan la vida y economía de miles de familias tanto dentro de la Cooperativa como fuera.

Ante lo antes expuesto, es inevitable señalar la gestión en que Víctor Manuel Velázquez Rangel estuvo a cargo de la dirección comercial, en donde tuvo como línea transformar el “sentido de deber en el trabajo“ en venganza, crueldad y resentimiento social.

En concreto: un funcionario canalla y de mala calaña que empaña la imagen de prestigio de La Cruz Azul.

Y es que la parte más oscura de los llamados Socios X La Transparencia es la ambición, el autoritarismo, el abuso de confianza, la agresión y la violencia con la que se manejaron ‘por la libre’ en el desempeño de sus funciones.

Pero no conforme con sus ‘dones’ de empresarios mercenarios, también manifiestan una ola de agresiones y odio en las redes sociales… y esto no es nuevo en La Cruz Azul, pues así se han manejado desde muchos años atrás.

Estos disidentes se sienten dioses, o quizá grandiosos, pues para ellos estar por encima de otro significa no sólo usarlo sino también abusarlo y atacarlo.

Con estas ‘características’ de estos abusadores y cazadores de víctimas, imagínense todas las presiones habidas y por haber que sufrió PNA.

USO Y ABUSO DEL PODER DE VELÁZQUEZ Y DE CRUZ

¿Quieren saber cómo abusaban del poder que tenían Velázquez y Cruz Romero dentro de La Cooperativa?

Pues aquí se los decimos, estimado lector.

Deben saber que mañosamente Velázquez Rangel y Cruz Romero, con toda premeditación, alevosía y ventaja, hacieron cargos indebidos a las 4 claves de distribución de PNA.

¿Y con qué fin? Pues con el objetivo de endeudarla y posteriormente agredirla y presionarla a tener relaciones sexuales para solucionarle su ‘presunta’ deuda..

Vean el ‘modus operandi’ de estos empresarios mercenarios, como se muestra en las siguientes facturas por sólo dar ejemplo de dos meses diferentes en los fletes que eran entregados por Transportes Galván:

KD 70418, del 22 de abril de 2015, con un monto de 30,238 pesos con 74 centavos.

KD 72344, del 30 de abril de 2015, con un monto de 14,879 pesos con 73 centavos.

KD 110997, del 17 de noviembre de 2015, con un monto de 16,971 pesos con 64 centavos.

KD 110998, del 17 de noviembre de 2015, con un monto de 34,110 pesos con 64 centavos.

Ante esto surge la interrogante: ¿Por qué cobraban estos precios totalmente diferentes en los fletes si la ruta era exactamente la misma?

Y lo más absurdo: ¿Cómo es que en mayo de 2020 el precio del flete oscila en $22,000.00 con la misma ruta? ¿Acaso se abarató el combustible en 5 años? Como dijera el personaje de Eugenio Derbez, “¡Que alguien me explique!”.

Cabe resaltar que estos viajes se entregaron todos en la bodega de la víctima, es decir, todos en el mismo lugar… y fueron cientos de fletes pagados durante los 4 años que duró la gestión de los ex directivos… y hasta ahora Velázquez Rangel y Cruz Romero han sido tan cobardes que no dan la cara para explicar la millonaria sobrefacturación que hicieron a las claves de distribución de PNA.

TAMBIÉN EN LA DISTRIBUCIÓN DEL CEMENTO EXISTE ‘LA MAFIA DEL PODER’

Es muy evidente las artimañas que suelen usar quienes abusan del poder para mantenerlo, aunado a toda la invasión de mercados que sufría en carne propia la víctima por medio de la familia Soto Velázquez, dueños de Corporación Azul,  así como de la empresa Azul Cerámica, S. A. de C. V., además del acoso, difamación y hasta agresiones sexuales que ha enfrentado PNA, motivo por el cual todavía sigue el proceso penal.

Una forma de abuso de poder ocurre cuando la persona saca beneficio propio de su cargo o de su función dentro de una empresa… como es el caso de Víctor Manuel Velázquez y de Jorge Cruz Romero, quienes por todos los medios buscaban suspender reiteradamente a la víctima para así forzarla a que accediera a verlos a solas de noche y en lugares fuera de la oficina, con el pretexto de arreglar lo que la distribuidora reclamaba… Nada perdidos, pues querían tener doble ganancia: saciar sus instintos animales y aparte, como el lobo feroz, comerse el pastel de un nuevo y jugo$o negocio.

Aquí la prueba de los mensajes fuera de tono dentro del contexto de negocios:

La mafia del poder, conformado por Velázquez Rangel y Cruz Romero, ha actuado de una manera criminal, ha generando un daño moral y material no sólo a la Cooperativa, sino también a la víctima PNA y a sus empresas… ¡sus ambiciones económicas no tienen llenadero!

SIGUE LA CORRUPCIÓN EN LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

A los jueces parece no importarles la instrucción del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pues mandan al diablo el combate a la corrupción.

El proceso de la víctima PNA todavía no termina, no hay resolución porque hasta el momento el poder del dinero se ha impuesto al Poder Judicial, y esto pone en mal la imagen del gobierno que siempre ha pregonado acabar con la corrupción… cosa que hasta el momento no se ve y menos en la impartición de justicia.

Y es que con jugo$o$ monto$ litigan los abogados de los ex directivos suspendidos, que ahora se sienten unas ‘blancas palomitas’ y se hacen llamar Socios X La Transparencia.

Y la resolución del caso PNA se complica más por la corrupción imperante en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, encabezada por Ernestina Godoy Ramos, y por la sed de venganza de Velázquez y Cruz contra PNA por denunciarlos.

Un dato a resaltar es que se ignora por completo el maltrato hacia las víctimas durante los procesos legales.

La víctima aportó las pruebas más importantes para desahogar la averiguación, como por ejemplo esta, que es una de tantas:

Este dato importantísimo (el número telefónico de Jorge Cruz Romero) que la ministerio público se niega a investigar y que los acusados rechazan es dónde están  cientos de pruebas de cómo operaban con todas sus victimas los ex directivos suspendidos de Cruz Azul, pero la cosa no termina ahí, sino que la ministerio publico busca impedir que la víctima aporte las demás pruebas cruciales, y hasta les acepta 4 testigos falsos con cientos de contradicciones, por lo que resulta hasta sospechosa la negativa de la FGJCDMX para investigar, incluso brincándose la orden de 3 jueces, sin embargo, el proceso sigue.

EL ABOGADO DEL DIABLO SAQUEA LAS ARCAS DE LA COOPERATIVA

Ya se sabe que llevar un juicio es desgastante y gastante, pues los costos de los abogados son muy elevados.

El caso PNA le cayó como anillo al dedo al Abogado del Diablo, pues se hace millonario a costillas del dinero de la Cooperativa La Cruz Azul.

Rafael Anzures Ortiz, abogado defensor de los acusados, ha recibido más de 40 millones de pesos propiedad de la Cooperativa La Cruz Azul, S. C. L., y autorizados por José Antonio Marín Gutiérrez, ex presidente del Consejo de Vigilancia de la empresa cementera, como se muestra en la siguiente imagen:

Ante estos hechos, sin duda alguna que los abominables abusos en contra de la distribuidora PNA y a los socios de la Cooperativa La Cruz Azul, S. C. L., son innegables.

Pero estos empresarios mercenarios seguramente que nunca padecerán del coronavirus, pues tienen la virtud de lavarse bien las manos… y son tan listos que los llamados Socios X La Transparencia utilizan al director general de la Cooperativa, licenciado Guillermo Álvarez Cuevas, para desviar la atención de las autoridades y de los mismos socios cooperativistas.

En concreto y en sólido: es otra más de las artimañas de estos personajes de mala calaña.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA