Vargas del Villar detiene a quienes no aceptan sus imposiciones: Juan Villegas

  • El edil de Huixquilucan también usa a la policía municipal para intimidar a indígenas, expresa el líder otomí

POR EL TOPO//

Elementos de la Guardia Nacional acudieron el viernes pasado al domicilio que se ubica entre Ignacio Allende y La Cima (en el llamado ‘crucero’), en el conurbado municipio de Huixquilucan, Estado de México, para realizar una clausura.

El motivo de esa ‘clausura’ se debió a que existió una denuncia hecha desde el pasado mes de mayo por dirigentes de la comunidad otomí, asentados en el municipio de Huixquilucan, denunciando que por instrucciones del actual alcalde con licencia, el panista Enrique Vargas Del Villar, se realizan talas clandestinas para la construcción de un rancho de su propiedad, denominado “Rancho Vargas 2.0”.

También se persigue, en base a denuncia correspondiente ante el Ministerio Público de la Federación, una investigación por el probable delito de despojo de bienes inmuebles.

Enrique Vargas del Villar desempeña funciones de autoridad municipal con licencia como alcalde de Huixquilucan, el municipio conurbado catalogado como el de “mayores ingresos por la vía recaudatoria”.

Asimismo, es el único político de oposición -según sondeos- capaz de oponerle resistencia en una posible elección, al candidato que lance Morena o el PRI, al gobierno mexiquense.

ENRIQUE VARGAS VIOLA DERECHOS OTOMÍES

Desde el pasado 1 de junio Vargas del Villar fue acusado de violar los derechos de indígenas de la entidad.

El líder otomí Juan Villegas denunció que ha sido amenazado por el también presidente del Consejo Político Estatal del Partido Acción Nacional (PAN) por defender los territorios pertenecientes a los pueblos originarios del municipio.

Expuso que la comunidad otomí de Huixquilucan, que vive en las comunidades de Ayotuxco, Yamazula, Quistengo, Huiloteapan, sus pueblos San Francisco, Santa Cruz y rancherías del municipio de Huixquilucan, en el Estado de México, es propietaria de 9 mil 452 hectáreas que fueron confirmadas, tituladas y reconocidas por el Tribunal Superior Agrario, como se confirma en el expediente 679/2019 del Tribunal Superior Agrario, deducido al juicio agrario 2811995, del Tribunal Noveno Agrario de la ciudad de Toluca.

Estas tierras se han visto continuamente invadidas durante los últimos 30 años, pero a partir de la llegada del alcalde Vargas Del Villar esto se ha incrementado, declaró Juan Villegas, y precisó que a partir de su victoria en el juicio por la tierra ha recorrido junto con la Guardia Nacional los bosques de Huixquilucan, mismos que ha encontrado talados y lotificados.

Juan Villegas solicitó la protección de los órganos de seguridad federales y estatales, pues advirtió que Enrique Vargas utiliza a su policía municipal no sólo para intimidar a los pueblos indígenas, sino para hacer detenciones ilegales de todos quienes se niegan a acatar sus imposiciones, que en la mayoría de los casos tienen objetivos económicos en su beneficio.