Urgen medidas para apoyar a padres en colegiaturas: Legisladores priístas

  • El Grupo Parlamentario del PRI reitera que seguirá velando por la economía familiar y por la educación de las y los niños mexicanos

POR JOSÉ VIEYRA

Ante la crisis de salud y económica que México enfrenta a causa de la pandemia por el Covid-19, el Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados solicitó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) medidas en apoyo a padres de familia para el pago de colegiaturas, reinscripciones e inscripciones. 

Las diputadas Dulce María Sauri y María Alemán, así como el coordinador del GPPRI, René Juárez Cisneros, en nombre de las y los diputados priistas, exhortaron a la Profeco a establecer una estrategia institucional para facilitar la celebración de convenios entre padres de familia y escuelas particulares, sobre al pago de las cuotas de colegiaturas durante la suspensión de clases, esto con el fin de apoyar la economía familiar y evitar afectaciones a la educación de las niñas, niños y adolescentes. 

Las autoridades deben reconocer que la contingencia de salud está mermando la economía de miles de familias mexicanas.

Por ello demandamos que el titular de la Profeco asuma su responsabilidad y se convierta en un mediador entre madres y padres de familia (consumidores) y escuelas privadas (proveedores).

IMPLEMENTAR UNA ESTRATEGIA DE FACILIDADES Y DESCUENTOS

En las próximas semanas los padres de familia requerirán una estrategia de descuentos y facilidades en el pago de colegiaturas, reinscripciones y las inscripciones.

Cabe destacar que, conforme a un estudio realizado por la Profeco, el 13 por ciento de las escuelas de educación preescolar son privadas, el 10% en educación primaria y el 17% en educación secundaria, por lo que el sector privado colabora con el Estado en dar cobertura a los servicios educativos.

Es por eso que llama la atención la omisión en que ha caído la Profeco para orientar y supervisar -en el ámbito de sus atribuciones- convenios entre padres de familia y escuelas privadas respecto del pago de las colegiaturas, ya que el pasado 1 de abril la Procuraduría señaló a través de un comunicado: “Es importante reiterar que la emergencia sanitaria no es pretexto ni libera al consumidor de sus obligaciones de pago, ya que no recibe clases debido a una causa de fuerza mayor.”

Para el GPPRI, la postura institucional de la Profeco refleja poca sensibilidad respecto a la situación económica que enfrentarán muchas familias por la emergencia sanitaria, además de la omisión de fungir como una autoridad mediadora, a pesar de que la propia Ley Federal del Consumidor faculta a esta dependencia para interceder en estas circunstancias.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario del PRI reitera que seguirá velando por la economía familiar y por la educación de las y los niños mexicanos.