Sustentados cargos de violencia familiar y tentativa de feminicidio contra Renato Ibarra

*Declaraciones de esposa hunden a mediocampista ecuatoriano de las Águilas del América

POR JOSÉ VIEYRA

Los cargos de violencia familiar y tentativa de feminicidio contra Renato Ibarra, mediocampista ecuatoriano de las Águilas del América, están más que sustentados.

Lo anterior, a juzgar por lo declarado por su esposa, Lucely Estefanía Chalá García, a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México tras la agresión de la que objeto.

A decir de la mujer de 24 años, Ibarra no reparó en el hecho de que tenía 10 semanas de embarazo.

“Me vale verga; péguenles; no me importa si hay un muerto; péguenles.

“A mí no me digas nada; ve tú y díselo a ellos; a mí no me estés diciendo ni vergas.

“Me empiezan a agredir físicamente con golpes en la cara y cuerpo, así como me rasguñaban.

“Mi concubino me toma de mi cabello y me da jalones tratando de evitar que me defendiera, por lo que somos acorralados en el vestidor mientras que nos gritaban ‘por qué no salíamos si somos tan valientes’, que nos iban a golpear, que estábamos picadas por el dinero de mi concubino”, declaró Chalá García a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Ello, en el hospital del sur de la capital al que fue llevada tras la agresión de la que fue objeto.