Simone Biles revela que robaba comida en el campamento de gimnasia

(Pie de foto).-Biles, la gimnasta más condecorada de la historia, agregó que “nunca le ha dicho eso a nadie”.

(Getty Images)

Simone Biles ha revelado que solía robar comida de la cafetería en sus campos de entrenamiento de gimnasia porque no la alimentaban lo suficiente.

La olímpica compartió la admisión sobre su experiencia en Karolyi Ranch, en Texas, donde entrenaba una vez al mes desde que tenía 12 años bajo la supervisión de Martha y Bela Karolyi, durante una entrevista con CBS’60 Minutes.

Según Biles, comer en el campamento estaba estrictamente controlado y racionado, por lo que ella y sus compañeras gimnastas solían colarse en las cafeterías para buscar porciones extra porque tenían hambre.

“De acuerdo, ahora siento que no podemos meternos en problemas por esto. Pero hubo noches en las que íbamos a la cafetería a buscar comida”, recordó.

Biles, la gimnasta más condecorada de la historia, agregó que “nunca le ha dicho eso a nadie”.

“Nunca le he dicho eso a nadie, ni en una película ni nada por el estilo. Pero había noches en las que estábamos, como, corriendo con nuestra sudadera con capucha puesta e íbamos a la cafetería a comer”, dijo.

En el campamento, las gimnastas fueron “frecuentemente abusadas verbalmente sobre su peso y tamaño, desnutridas y engañadas sobre la gravedad de sus propias lesiones”, según InsideHook, y varias gimnastas revelaron que las Karolyis “buscarían rutinariamente en sus bolsas comida”.

En cuanto a cómo se siente mirando hacia atrás en la experiencia, la joven de 23 años le dijo a Sharyn Alfonsi de CBS que las estrictas condiciones en el campamento “no eran el entrenamiento adecuado”.

La revelación de Biles se produce después de que llamó a los estándares de belleza en gimnasia la semana pasada, cuando compartió una declaración en Twitter condenando la “competencia en la que no me inscribí y siento que se ha convertido casi en un desafío diario para mí”.

“En la gimnasia, como en muchas otras profesiones, hay una competencia creciente que no tiene nada que ver con el desempeño en sí mismo”, continuó Biles. “Estoy hablando de belleza”.