Se apuntan Dodgers el primero del Clásico de Otoño

* Kershaw dominó por seis entradas, Bellinger y Betts sonaron jonrones y los Dodgers pusieron fin a la velada de un descontrolado Tyler Glasnow en la quinta entrada para vencer el martes 8-3 a los Rays en Juego 1 de la primera Serie Mundial realizada en un estadio neutral

POR JOSÉ VIEYRA

Clayton Kershaw, Cody Bellinger, Mookie Betts y los Dodgers de Los Ángeles maniataron a los Rays de Tampa Bay al inicio de la más extraña de las Series Mundiales en medio de una pandemia.

Kershaw dominó por seis entradas, Bellinger y Betts sonaron jonrones y los Dodgers pusieron fin a la velada de un descontrolado Tyler Glasnow en la quinta entrada para vencer el martes 8-3 a los Rays en Juego 1 de la primera Serie Mundial realizada en un estadio neutral.

La pandemia limitó el número de aficionados a 11 mil 388 en Globe Life Field, la nueva casa de mil 200 millones de dólares de los Rangers de Texas, la multitud más pequeña para el Clásico de Otoño en 111 años.

Kershaw, un astro de campaña regular con un historial errático en postemporada, lució como el as que brilla tan a menudo en las noches de verano con las Montañas de San Gabriel a sus espaldas en Dodger Stadium. En la nueva sede de la Serie Mundial, el zurdo de 32 años terminó por brillar a pocos kilómetros de su ciudad natal, Dallas.

El tres veces ganador del Cy Young permitió una carrera y dos hits con ocho ponches y una base por bolas. Los rivales abanicaban y fallaron 19 de sus 78 lanzamientos.

Lanzó nueve bolas en el primer episodio, cuando dejó varados a un par de corredores, y luego lanzó otras nueve bolas malas en los siguientes tres capítulos en total.

Kerhsaw retiró a 13 enemigos en fila antes de su único error, una recta que Kevin Kiermeier depositó del otro lado de la barda para un cuadrangular en el quinto inning que redujo la desventaja de los Rays a 2-1.

El cinco veces campeón de efectividad mejoró a 2-2 en Serie Mundial y a 12-12 en postemporada, una fracción de su foja de 175-76 de campaña regular.

El segundo juego es la noche del miércoles.

Los Dodgers, que terminaron con el mejor registro de Grandes Ligas durante la temporada reducida, planean utilizar a una serie de relevistas, mientras que los Rays recurrirán a su as Blake Snell.