Por el coronavic, piden a coro la salida del Pandemonium del Palacio Real

A SIMPLE VISTA

  • El Monarca, molesto, expresa: “Desgraciados, de seguro los mandaron la Mafia del Poder”

POR GAEL BUENDIA

Desde algún lugar del mundo a 30 de mayo de 2020.-¿Por qué tanta sonidera de cláxones hay allá afuera?, preguntó El Cerote.

Lo ignoro Majestad, contestó el ujier de guardia.

“Pues asómese…!”, le urgió al empleado que presto corrió hacia el ventanal de la oficina de Palacio Real.

“Majestad, es un ‘chingamadreal’ de automóviles que circulan alrededor de la plaza sonando sus cláxones”, dice el empleado y añade: “Venga, venga a ver majestad”.

‘El Cacas’ se levantó de su trono para verificar lo que su ayudante personal le había notificado y asombrado exclamó: “¡Qué detallazo de mi pueblo noble y sabio! ¡Venir a mostrarme su pleitesía pese a la contingencia, qué detalle por Dios!”.

‘ES BUENO EL PIGMEO IBARRA’

“No cabe duda que El Pigmeo Ibarra le dio al clavo con la entrevista que me hizo. No cabe duda de que no sólo sirve para hacer Churronovelas y Narconovelas sino también para levantar mi imagen”, expresa orgulloso el Monarca.

Pero tímidamente acota el ujier: “Majestad, si me permite, y con todo respeto, le comunico que la manifestación no es para adularlo sino para pedirle su renuncia… Vea usted los cartelones”.

“¡Como así!.. ¡A ver, préstame los binoculares..!”, responde el Rey,.

El Ujier corrió al gabinete en donde tanteó que ahí estarían los binoculares esperando tener la suerte de hallarlos o atenerse a la furia de El Cacas en caso de no encontrarlos.

Afortunadamente, en el segundo cajón se encontraba dicho objeto y prontito se los llevó al Monarca, quien a duras penas trataba de escudriñar con la vista lo que se leía en las pancartas.

Con los binoculares sostenida en sus diestras temblorosas por la ira, aunado a su avanzada edad, por fin pudo enfocar unos de los letreros en los que se leía: “¡Cacas renuncia! ¡Cacas no te queremos, fuera!”.

Monarca, molesto, expresa: “Desgraciados, de seguro los mandaron la Mafia del Poder”… 

“Majestad, me está llegando un mensaje del encargado de monitorear las actividades en las aldeas del reinado y dice que en varias localidades del reino también se están manifestando y pidiendo su renuncia”, dice el ujier.

“¡Queeee!”, exclama El Cacas fuera de sí y ordena: “A ver, comunícame con Chistrina Godoy”.

“Imposible, Majestad, ella está en chinga recogiendo sus tiliches de la oficina”, asienta el ujier.

“¿Cómo dice? ¿Por qué..?”, expresa el Monarca que da señales de padecer el Mal de Alzheimer.

“Majestad, le recuerdo que usted le pidió su renuncia y en estos días le estará entregando la oficina a Garza Harfuchi”.

“Es verdad, lo había olvidado y… bueno… a ver comuníqueme con”…

‘EL PRECISO DEL NORTE ESTÁ BUEY CON LAS MANIFESTACIONES’

El Cerote hace una pausa más de lo costumbre y recula su orden: “Olvídelo, ya me acordé que él está peor que nosotros. Con eso de las manifestaciones por el asesinato del ‘morenito’ su país está que arde”.

Afuera seguían los bocinazos con más intensidad, así como las consignas, por lo que El Cerote le ordenó al Ujier: “Cierre esa ventana y ayúdeme a empacar, ya que la semana entrante iniciaré mi gira, espero que me tengan todo preparado”.

“Majestad, ¿no cree que es muy peligroso iniciar esa gira? ¡La pandemia no cede pese a lo dicho por el doctor López-Batel!”, dice el ujier.

“Al diablo con la mentada pandemia, con mi seguro protector del Sagrado Corazón de Jesús y mi plegaria de ‘detente enemigo que el corazón de Jesús está conmigo’, pues el Coronavic-19,¡me la pelaaaaa..!”, afirma el Monarca.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA