Pide el PRI declarar emergencia de sequía en Nuevo León 

Desde la Redacción/
Diputados federales y locales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Nuevo León,  manifestaron su preocupación ante la situación que presenta la Presa de La Boca, con un nivel del 21 por ciento de su máximo de agua.
Encabezados por su coordinador parlamentario, Rubén Moreira Valdez, y David de la Peña Marroquín, alcalde de Santiago, Nuevo León, presentaron en la Cámara de Diputados un Punto de Acuerdo para que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) declare emergencia de sequía en la entidad.
El líder de los legisladores en el Palacio de San Lázaro, dio a conocer que en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) se presentó el exhorto como de urgente y obvia resolución e insistió en la necesidad de que se reactive el proyecto Monterrey-6, a fin de que se traiga agua del Río Pánuco.
La destrucción populista de programas importantes a mediano y a corto plazo tienen consecuencias, aseguró el ex gobernador de Coahuila, para luego señalar que haber destruido Monterrey-6, es uno de los errores históricos más grandes que se han cometido en el noreste del país, porque pone en riesgo la viabilidad de este gran estado y ocasiona múltiples daños.
En presencia del presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), José Luis Garza Ochoa, aseveró que lo que se ve es terrible, una nota de alarma, de urgencia hacia el futuro, tras considerar que el municipio de Santiago, en donde se encuentra la presa, es tan importante en el circuito turístico del norte del país, en una buena medida por la presa constituye uno de los atractivos de este Pueblo Mágico.
“En el próximo Presupuesto, que falta mucho, una de las grandes batallas de la bancada del PRI, va a ser agua segura para Nuevo León, cueste lo que cueste, se traiga o no se traiga, agua segura para Nuevo León, esa va a ser nuestra consigna desde ahora”, concluyó.
A su vez, el diputado federal Juan Espinosa Eguía detalló que en el punto de acuerdo que presentó la fracción parlamentaria se solicita al gobierno estatal que incorpore los municipios que en días pasados quedaron fuera de la declaratoria de sequía en el estado. Al gobierno federal, dijo, a través de la Conagua, pedimos que realice trabajos de desazolve, principalmente en la Presa de La Boca, en la Presa Cerro Prieto y en las demás, para que estén en condiciones de tener más capacidad de almacenamiento, y que se dé seguimiento a incorporar el proyecto Monterrey-6.
En su oportunidad, David de la Peña informó que en su gestión se han retirado más de cien toneladas de basura que estaba acumulada en la orilla de la presa, además de llantas, tanques; embarcaciones que estuvieron varadas durante muchos años; inclusive un vehículo BMW abandonado. Agradeció el apoyo recibido por los legisladores federales y locales nuevoleonenses, así como de los diputados Paloma Sánchez y Pablo Angulo, quienes se unieron al reclamó.
El congresista local priista Javier Caballero enfatizó que la sequía también prende un foco de alarma por los incendios que pudieran presentarse.

3000 32 total views,  1 views today