¡Otra estafa maestra! Que las redes sociales no te atrapen y te hagan fraudes cibernéticos

A SIMPLE VISTA

* Si bien le va a la ‘inocente palomita’ es que el victimario se quede con la herramienta, pero se corre el riesgo que las investigaciones lleguen hasta las últimas consecuencias, es decir, que la policía solicite el video de quien hizo la compra y entonces, como dice el dicho, tanto peca “el que mata la vaca como el que le agarra la pata”

POR GAEL BUENDÍA

En un lugar de California, Estados Unidos, a 15 de junio de 2020.

En nuestra última entrega sobre fraudes cibernéticos relatamos que el ‘modus vivendi’ de estos malandrines es de la siguiente manera: Crean una página en Facebook,  ofrecen servicios y la mayoría de ellos raya en lo absurdo, además de proporcionarte pagos de deudas de tarjetas, servicios dentales, herramienta a mitad de precio, servicios dentales, entre otros.

NUEVO MÉXICO PLURAL pudo constatar el servicio de la compra de herramientas.

Para ello nos pusimos en contacto con quien dijo llamarse Sandra Morgan.

“¿Qué tipo de herramienta vendes?”, preguntamos y ella contestó: “Usted mismo puede elegir la herramienta que quiera”.

“Deme su número telefónico”, me dijo y yo le respondí: “Mejor dame el tuyo para marcarte”.

LA ESTAFA MAESTRA

Y así fue, nos proporcionó su número y nos recomendó ir a la tienda Home Depot o Lawe’s y realizar compras de hasta 700 dólares.

Al llegar a la caja se le dice a la dependienta que el pago se realizará por medio de una llamada telefónica.

La transacción se realizó sin problema alguno, ya que la cajera recibe los datos verídicos de la tarjeta de crédito e inmediatamente la víctima recibe la llamada, en este caso de Sandra Morgan, y exige el pago por la mitad de la compra. Para ello da el nombre de quien recibirá el pago que se localiza en República Dominicana.

La hipótesis que creemos en este caso en particular es que al recibir el monto de lo acordado, Sandra reporta su tarjeta como robada y cancela el pago, pero como esas tarjetas están protegidas contra fraude vienen las investigaciones.

Si bien le va a la ‘inocente palomita’ es que el victimario se quede con la herramienta, pero se corre el riesgo que las investigaciones lleguen hasta las últimas consecuencias, es decir, que la policía solicite el video de quien hizo la compra y entonces, como dice el dicho, tanto peca “el que mata la vaca como el que le agarra la pata”.

Este corresponsal, quien reside en el centro de California, quiso ir más allá en estos casos de fraude y acudió a la oficina del sheriff para denunciarlos y un oficial me contestó: “Le quitaron su dinero”.

“No” fue nuestra repuesta… ni modo de decirles que somos muy inocentes en creer tan buena oferta.

La contestación del sheriff fue: “Si no le quitaron su dinero, no hay delito que perseguir”.

Otro de los fraudes muy comunes es que llaman por teléfono diciendo que recibieron un paquete de X compañía y que como no se ha recibido el pago del artículo pues está siendo demandado. Y muchos, para evitar ir a la Corte, se ofrecen arreglar el asunto mediante una cierta cantidad.

Cabe señalar que la víctima recibe previamente un aviso de X compañía que le informa que la orden que pidió está en camino. ¡Puro cuento!, pero de eso se agarran estos tipos para infundir temor y cometer el fraude.

Enriquecemos esta nota con una serie de anuncios que circulan en Facebook que a leguas se ve y que constatamos que son fraudulentos.

NUEVO MÉXICO PLURAL tiene en su poder una serie de grabaciones y números telefónicos para las autoridades correspondientes que así lo soliciten.

Sobre todo para nuestros lectores, para exhortarlos a que estén muy atentos cuando reciban llamadas extrañas que tratarán de intimidarlos… y por supuesto estar muy atentos con los servicios de Internet, TV y trabajos dentales, entre otras “ofertas engañosas”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA