No mas impunidad presidencial

*Aprueban diputados enjuiciar a los primeros mandararios

POR CECILIA GARCIA

Durante la sesión presencial del Pleno, diputadas y diputados de Morena, PAN, PRI, PT, MC, Encuentro Social, PVEM y PRD, fijaron sus posicionamientos en torno al dictamen aprobado que reforma los artículos 108 y 111 de la Constitución Política.

De Morena, el diputado Pablo Gómez Álvarez aseveró que se requiere distinguir la impunidad de la inmunidad. Es necesario, afirmó, remover la impunidad presidencial que está limitada sólo a delitos graves y traición a la patria, a fin de que el Ejecutivo sea procesado por cualquier crimen. “Los presidentes han sido inimputables para la mayoría de los delitos, pero ¿un Estado corrupto puede funcionar sin que el Presidente sea parte? El Presidente es la cúspide de la administración”, enfatizó.

Por su parte, el legislador Marcos Aguilar Vega, de Acción Nacional, explicó que con el ánimo de erradicar la impunidad se han apoyado todas las propuestas. Sin embargo, aclaró, la redacción podría ser mejorada para resaltar y ser claro que el efecto debe ser solamente cuando haya procedencia en la acusación. “De este modo se sigue trabajando para fortalecer la confianza y credibilidad de la ciudadanía en sus instituciones”.

Un avance para terminar con abusos

Del PRI, el diputado Cruz Juvenal Roa Sánchez aseguró que esta reforma es un avance para eliminar el fuero de los servidores públicos y terminar con la desigualdad, impunidad y abusos en el ejercicio de la función pública. Agregó que es primordial garantizar los principios de igualdad ante la ley y la imparcialidad de la justicia.

Mientras tanto Ana Karina Rojo Pimentel (PT) afirmó: “no debemos pasar por alto que aún persisten atavismos y la negativa de los poderes facciosos que se niegan a perder sus privilegios y que pudieran orquestar una acusación falsa que permita que, vía el uso faccioso de la Ley, intenten arrebatar lo que el pueblo les negó en las urnas en julio de 2018”.

Por su, Adriana Gabriela Medina Ortiz (MC) externó que su bancada se ha pronunciado desde hace años contra el fuero, porque “lo consideramos un rasgo de nuestra vida pública que debe ser cambiado en beneficio de la rendición de cuentas, la democracia y el principio de igualdad ante la ley. Justicia, federalismo y división de poderes, deben ser nuestras prioridades”.

Lo que más duele  es la impunidad

También de MC, el diputado Juan Carlos Villarreal Salazar, consideró que el ejercicio de la acción penal y el castigo a quienes cometen un delito deben ser garantizados. “Lo que más duele a los mexicanos es la impunidad. Ver que quienes cometen delitos andan campantes, libres y sin castigo; debemos recordar que nuestra obligación es servir a la ciudadanía y no servirnos de nuestro cargo público”.

De Encuentro Social, el diputado Edgar Guzmán Valdez dijo que el fuero que se ha convertido en sinónimo de corrupción, abuso de poder y evasión de la justicia. La Comisión dictaminadora presenta cambios para que el Presidente de la República pueda ser juzgado por todos los delitos como un ciudadano.

Por el PVEM, el diputado Marco Antonio Gómez Alcantar subrayó que la reforma es una muestra clara de combate a la corrupción y cerrarle la puerta a la impunidad. Con ella “nos ponemos a la vanguardia en América Latina junto con países como Brasil, Argentina, Perú y Guatemala que han juzgado y sentenciado a presidentes”.

La diputada Mónica Bautista Rodríguez (PRD) señaló que su grupo parlamentario está convencido de que “mientras el procedimiento para fincar responsabilidades penales al Presidente dependa de una mayoría en el Congreso y no sea una potestad de una fiscalía autónoma con suficiente libertad, el procedimiento penal en contra de un mandatario en funciones no tiene ninguna posibilidad de llevarse a cabo”.

Añortará muy poco

De la misma bancada, el diputado José Guadalupe Aguilera Rojas consideró que de esta reforma “podríamos decir que es un buen gesto, una buena intención por parte del titular del Ejecutivo”; sin embargo, jurídicamente hablando “aportará muy poco para extinguir la protección y el abuso jurídico en que se ha traducido la impunidad y de la que han disfrutado los antecesores del actual Poder Ejecutivo”.

Al hablar a favor, el diputado Javier Salinas Narváez (Morena) dijo que el dictamen es histórico porque pone punto final a la inmunidad de los presidentes frente a hechos de corrupción, delitos electorales y todos aquellos por los que puede ser juzgado un ciudadano común. “Se acaba la etapa en donde los presidentes son intocables”.

En su turno, el diputado José Elías Lixa Abimerhi (PAN) aseveró que constituye un avance. Sin embargo, comentó, el fuero continúa, pero se amplían las posibilidades para enjuiciar al presidente. “Hablemos a México con la verdad y no disimular que retiran el fuero”, concluyó.

A favor, la diputada de Morena, Teresita de Jesús Vargas Meraz, expresó: “abajo la figura del Presidente intocable. Que quienes vengan luego sepan a lo que se atienen; que sepan que el poder es para servir y no para servirse. Ha llegado la hora del México en el que habrá consecuencias si un Presidente viola la ley”.

La diputada Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina (Encuentro Social) manifestó su apoyo al dictamen porque hace justicia a millones de mexicanas y mexicanos que han cargado con la loza de los abusos presidenciales por décadas.