Niños, niñas y adolescentes,  más vulnerables con la pandemia 

Por CECILIA GARCÍA/
La Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, que preside la diputada Ana Lilia Herrera Anzaldo (PRI), realizó el foro Diálogos por la infancia. Presentación de la Encuesta Nacional Encovid19. Los efectos de la Covid-l9 en el bienestar de las niñas, niños y adolescentes durante la pandemia.
En el evento se informó de los resultados obtenidos en diferentes levantamientos entre 2020 y 2021 sobre las afectaciones a la infancia y la adolescencia en el contexto de la pandemia.
La diputada Herrera Anzaldo explicó que este ejercicio permitió conocer el impacto de la pandemia en un sector fundamental de la población que son las niñas, niños y adolescentes.
“El reto es traducir los resultados en la agenda legislativa y en el presupuesto”, señaló  la legisladora.
Enfatizó que este es un fenómeno sin precedentes, en el que la política es fundamental debido a que la pandemia deja más vulnerable a nuestra niñez y adolescencia, sin acceso a derechos fundamentales y a un cuadro básico de vacunación, no solo contra el Covid-19.
Destacó que es fundamental contar con un Sistema Nacional de Cuidados, se requieren estancias infantiles y escuelas de tiempo completo, especialmente porque una de cada tres mujeres está al frente de un hogar y necesita de este sistema.
Catalina Gómez, jefa de política social del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), explicó que la encuesta fue desarrollada para conocer el impacto de la pandemia en hogares con niñas y niños, de manera conjunta entre la Unicef y el Centro de Investigación de la Universidad Iberoamericana.
“Los datos los empezamos a recolectar en mayo de 2020 y el más reciente en octubre de 2021, los cuales son de representatividad nacional y tienen un valor importantísimo porque permiten monitorear la evolución de las afectaciones”.
Al presentar los resultados de la Encovid19 Infancia, Graciela Teruel, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad, precisó que esta fue realizada de manera telefónica y contiene resultados de año y medio.
 Resaltó las afectaciones a la salud mental y señaló que a lo largo de la pandemia uno de cada tres mexicanos presentó síntomas de ansiedad, lo cual fue constante y aumentó en los hogares con niñas, niños y/o adolescentes, ya que además de problemas de ingresos, deben hacerse cargo de sus hijos, quienes estuvieron dentro de los hogares con todas las tensiones.
Aunque no hay indicadores de ansiedad en los menores, había comportamientos como pesadillas frecuentes, dejar de comer, subir de peso, dolor de cabeza, tristeza y falta de ánimo, lo que pone el foco rojo pues pueden empezar a presentar problemas de salud mental”, añadió.
Informó que el ocho por ciento de los hogares con integrantes de 4 a 17 años reportó que algún menor no se inscribió a la escuela; el 50 por ciento de quienes abandonaron la escuela tiene entre 24 y 17 años, de ellos 53 por ciento son hombres. Puntualiza que el 44 por ciento abandonó la primaria, 19 por ciento la secundaria y el 26 por ciento el nivel de preparatoria. “Es grave porque qué haremos con quienes no regresaron a estudiar”.
        Sin embargo, el 98 por ciento de estudiantes de preescolar, 93 por ciento de primaria, 94 por ciento de secundaria y 93 por ciento de preparatoria, se encuentran emocionados o contentos por el regreso a clases.
La diputada María Guadalupe Chavira de la Rosa (Morena), explicó que la niñez vive condiciones de vulnerabilidad y una etapa crítica en tiempos de pandemia porque esta situación agudizó las adversidades en las que se encontraba el país antes de la emergencia sanitaria.
Señaló que es importante afinar y sacar la ley porque el sistema de cuidados tiene que ser transversal, inclusivo y, sobre todo, atender la salud mental de la población, especialmente de la niñez.
Laura Barrera Fortoul, diputada del PRI, indicó que se necesitan presupuestos adaptados a las necesidades que se requieren en el país para atender los problemas que vino a sumar la pandemia. Se debe procurar atender la pérdida de empleos y la deserción escolar. “Los niños no deben de trabajar; se debe aprobar la iniciativa del ingreso básico universal para atender esta problemática”.

3000 32 total views,  1 views today