Monterrey, el equipo de la vergüenza por su negligencia e irresponsabilidad frente al COVID

Redacción/Cosmopolítico

Foto: Azael Rodriguez/Getty Images

 

La pandemia ocasionada por el Covid-19 no es un tema menor. Las vidas de miles de personas están en juego y eso implica una responsabilidad máxima para quienes tengan que trabajar en contacto con otras personas. Es su deber protegerse y cuidar a los demás con protocolos adecuados y eficaces.

Bajo ese tenor, la Liga MX está obligada a salvaguardar la integridad de sus equipos afiliados y ello implica tomar medidas severas para quienes ponen en riesgo la salud de las personas. Por esa razón, las acciones no tomadas por el Monterrey tras conocer el positivo de dos jugadores un día previo al partido contra el América deben ser, cuando menos, cuestionadas.

No es culpa de nadie que el contagio en el plantel de Rayados se haya dado. Es parte del riesgo por laborar en época de pandemia y merecen todo el respeto posible; sin embargo, es evidente que los protocolos fallaron en el equipo regiomontano, pues esparcir el virus en 19 elementos del plantel no es común en ningún equipo de la Liga MX y esto debe ser estudiado y solucionado.

Lo peor para la organización del fútbol mexicano es que ese virus llegó hasta la Ciudad de México gracias a una negligencia por parte del Monterrey, porque no hay otra forma de nombrar la irresponsabilidad por parte del club al no realizar pruebas a todo el plantel tras confirmar dos contagios, mismos que entrenaron a la par del equipo durante la semana.

La respuesta de la Liga MX debe ser contundente y exigir, por el bienestar de todos, una mejora sustancial de los protocolos en cada equipo, además de redoblar la cantidad de pruebas para detectar Covid-19. No se trata de una exageración ni es para fastidiar, esto es para asegurar la salud de los integrantes y sus respectivas familias.

Sería imprudente exigir un castigo por una situación que nadie quería y que azota al resto del mundo, pero sí debe haber una fuerte llamada de atención al equipo de Monterrey por su pobre control al interior del club y sentar un precedente respecto a la irresponsabilidad de jugar un partido con jugadores posiblemente infectados.

Fuente:Yahoo