Mónica Serrano, la belleza pura del rejoneo

* La elegancia y pasión de esta rejoneadora mexicana “mueve montañas desde los ruedos de la tauromaquia”

POR JOSÉ VIEYRA

Mencionar a Mónica Serrano es hablar de una belleza pura del rejoneo con elegancia y pasión hecha arte taurino.

La destreza y preciosidad indescriptible de Serrano en el mundo de la tauromaquia forma parte de una extraordinaria maestra en el arte de lidiar toros tanto a pie como a caballo, remontándose esta cultura a la edad de Bronce.

La admirable Mónica lleva más de una década como profesional en el rejoneo, en el último año ha encontrado un punto de equilibrio que la ha llevado a repuntar su carrera.

Tras su presentación en la pasada Temporada Grande de Plaza México emprendió una campaña al torear en todos los rincones del país, desde la plaza más sencilla, aquélla, hasta la más alejada, en donde el público no logran entender a cabalidad el toreo, pero donde reconocen al que se juega la vida… hasta las de primera categoría.

En todas dando lo mejor de sí, entregándose sin medidas y templando cada minuto en el ruedo, para confirmar que en cada poro de su piel se respira el profundo amor y respeto por el toreo a caballo.

Mónica no tiene posees, es como es, y así torea, con verdad y sin ventajas, rompiéndose en cada faena y demostrando que la pasión por el rejoneo viene desde su niñez.

Su toreo está en la constante búsqueda de transmitir la sensibilidad que sólo puede demostrar una mujer con férreo valor.

Sin duda alguna Mónica Serrano “mueve montañas desde los ruedos de la tauromaquia”.

LINK DEL VIDEO

https://www.youtube.com/watch?v=BDHUis4JhT4

LA ELEGANCIA DEL TOREO

La elegancia del toreo y la belleza de la mujer se conjugan en el nombre de Mónica Serrano, rejoneadora mexicana que posee una personalidad propia que cautiva, de carácter enérgico, pero con la sensibilidad para emocionar y demostrar que el mundo de los toros también está hecho para las mujeres.

La historia ya menciona a otras mujeres que también figuraron dentro del rejoneo, pero a fin de cuentas la historia es eso, una retrospectiva del pasado, y lo que interesa es el presente, el día tras día que tiene más firme que nunca el nombre de Mónica Serrano, quien escribe una página importante y demuestra que llegó para quedarse.

Serrano no tiene posees, es como es, y así torea, con verdad y sin ventajas, rompiéndose en cada faena y demostrando que la pasión por el rejoneo viene desde su niñez; su toreo está en la constante búsqueda de transmitir la sensibilidad que sólo puede demostrar una mujer con férreo valor.

DOS AÑOS DE AUSENCIA

Luego de poco más de dos años lejos de los ruedos, la rejoneadora Mónica Serrano prepara su regreso una vez que lo permita la crisis sanitaria que atraviesa el país.

Mientras llega ese momento, entrena muy fuerte y no deja de montar ni de torear en su ganadería.

La preparación física a la que se somete es intensa… tanto que incluso practica boxeo.

Un detalle a resaltar es que pudiendo enfocarse a otras actividades menos riesgosas, incluso en el mundo del modelaje, la elegante amazona atesora la vocación de torera.

Desde pequeña vio a su padre torear a caballo y decidió abrazar la misma profesión.

Debutó de manera profesional a los 18 años de edad… y es que desde pequeña creció entre los caballos y toros.

Al César lo del César… y a Mónica lo de Mónica: Es la elegancia, belleza y pasión hecha mujer.