Los “zombis” y la maldición del siglo XXI

Por Benito Herrera

Decía mi abuela Amalia Paredes de Arce, “el que por gusto muere hasta la muerte le sabe” (sabio dicho) y, eso es cierto, aunque el mundo vive una de las peores tragedias del siglo XXI, los seres humanos desprecian la vida como si no valieran nada, como si se tratara de  espectro de la humanidad y, no es asi.

Somos una parte de la vida sagrada que Dios nos dio, al ver estas atrocidades que vivimos en los tiempos actuales por el ataque del COVI-19, hay en estos momentos de pandemia con pico ascendente, que es verdaderamente preocupante para los que amamos la vida.

Como si se tratara de “tiempos de vida de zombis”, hay seres humanos que ignoran en que momento vivimos, a estos seres despreciables que hacen caso omiso a las recomendaciones de los expertos en la salud pública, de protegerse y proteger a los demás, incluso a sus seres queridos, están complicando salir de esta guerra contra el virus mortal.

En tanto, los gobiernos populistas del país temen perder en las próximas elecciones para seguir teniendo el poder, por encima de la salud de más de 100 millones de mexicanos, ya no hablemos de otros países, quiero hablar del mío, que es el que me preocupa, que no está por más decirlo, también me preocupa, como buen cristiano, el mundo entero.

Pero hablemos de México, a los gobiernos,  les tiemblan la mano para aplicar medidas más enérgicas para que estos “zombis” que se reúsan a conservar su vida, bueno, está bien, es su vida y, puede hacer de su vida lo que su regalada gana les de, pero que no exponga a la de su propia familia y la de los demás seres humanos que si queremos vivir fuertes, sanos y curados de cualquier ataque bacteriano.

Aquí en Cosmopolítico,nunca hemos tenido miedo a decir las cosas como son, porque no aspiramos a ningún puesto público o político, ni tenemos ningún interés propio, solamente decir la verdad y, como va. Y más cuando se trata de algo tan preciado como es la vida.

La salud está ante todo, porque sin salud, nada, hablar del actual gobierno, la verdad me da “hueva”, mejor prefiero hablar de la salud y de los zombis, creo que por salud mental, es mejor no hablar de los indeseables partidos políticos, que nos están empujando al precipicio.

Y fíjese apreciable lector lo que son las cosas, la maldición está llegando a ellos y lo peor a sus seres queridos. No digamos que se preocupen para los demás, pero que no se preocupen por los suyos, ya está ca…pricornio.

Nunca pensé que al ver una película de zombis, fuera tan real como lo estamos viviendo en estos tiempos de exterminio. Dirá usted, que exageración, pero lo dirán los zombis, por eso, porque no piensan, por eso lo catalogo como zombi. Estamos viviendo, pareciera, una vida de ciencia ficción, pero es real, no hay nada de ciencia ficción, es catastrófico.

No solamente enfrentamos una guerra contra el coronavirus, sino que también con zombis, que tratan de acabar con la vida de los demás. No lo permitamos, utilicemos nuestra inteligencia, la audacia, tenacidad y la fuerza de la oración para acabar con estas calamidades.

¡Y recuerda que no hay arma más poderosa, que traspase cualquier armadura como la escritura!