Llega Sandra Cuevas a la Cuauhtémoc y las “ratas” abandonan el barco 

POR EL AGENTE SECRETO

A la llegada de Sandra Cuevas, como alcaldesa en Cuauhtémoc, sale huyendo de ahí, la “rata mayor”, Salvador Santiago Salazar, así como su “equipo de colaboradores”.  Pero no se esconderán de la acción de la justicia, ni abra persecución policíaca contra ellos.

“El Chava…Chava…” y su clán de “ratitas”, encontraron asilo político en una bodega de la antigua Merced,  perteneciente a la alcaldía Venustiano Carranza, desde donde podrán extorsionar a todo tipo de giros negros, comercio ambulante, tiendas donde se venda todo tipo de drogas, e incluso tendrán el control de la prostitución instalada sobre la avenida Anillo de Circunvalación.
 Evelyn Parra Álvarez,  candidata electa a la alcaldía Venustiano Carranza, y familiar del grupo de “ratas” conocidos como los “hermanos Moreno”, le concedió el asilo político a Salvador Santiago Salazar, para evitar que sea perseguido por la justicia capitalina.
Ya instalados todos, “la rata mayor” podrá realizar todo tipo de extorsiones  a propietarios o encargados de giros negros, comerciantes ambulantes y sobre todo la prostitución en vía pública instalado sobre Anillo de Circunvalación.
Esta es una cara de la corrupción que el gobierno de la 4T, oculta ya que posiblemente como lo ha dicho Salvador Santiago Salazar, “tengo un buen padrino” y pertenece al partido político de MORENA.
Esto es una muestra de que las palabras del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  en el sentido de acabar con la corrupción en la CDMX y el interior del país, solo es un slogan político, porque en la práctica las extorsiones seguirán, solo que ahora en la “Cueva de Alibaba con sus 10 ladrones”, instalada en la alcaldía Venustiano Carranza, la cual tiene fama de que sus alcaldes de apellido MORENO, son un grupo de extorsionadores y explotadores.
Se desconoce de momento, si de esto está enterada la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum Pardo. De ser así quiere decir que “El Chava..Chava..”, tiene razón al afirmar que cuenta con un “super padrino” dentro del partido en el pode, MORENA.
Se logró saber que Salvador Santiago, conocido como la “Rata mayor”, fijó como condición para aceptar el ingreso a la Venustiano Carranza, se diera de alta a sus diez “ratitas” que son las que se encargan de recolectar el dinero , producto de las extorsiones que cometen.
De manera extraoficial se logró saber que el “Chava..Chava”, seguirá controlando “desde su guarida”, parte de la alcaldía Cuauhtémoc. Esto tras una supuesta reunión que tuvo con altos funcionarios.
Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, UIF, debería realizar una auditoría de sus propiedades a “El Chava…Chava”,. Y vería que lo que tiene no lo hizo con su sueldo, sino con las extorsiones a los comercios establecidos en el sector Cuauhtémoc.
A la llegada de Sandra Cuevas, como alcaldesa en Cuauhtémoc, sale huyendo de ahí, la “rata mayor”, Salvador Santiago Salazar, así como su “equipo de colaboradores”.  Pero no se esconderán de la acción de la justicia, ni abra persecución policíaca contra ellos.
“El Chava…Chava…” y su clán de “ratitas”, encontraron asilo político en una bodega de la antigua Merced,  perteneciente a la alcaldía Venustiano Carranza, desde donde podrán extorsionar a todo tipo de giros negros, comercio ambulante, tiendas donde se venda todo tipo de drogas, e incluso tendrán el control de la prostitución instalada sobre la avenida Anillo de Circunvalación.
 Evelyn Parra Álvarez,  candidata electa a la alcaldía Venustiano Carranza, y familiar del grupo de “ratas” conocidos como los “hermanos Moreno”, le concedió el asilo político a Salvador Santiago Salazar, para evitar que sea perseguido por la justicia capitalina.
Ya instalados todos, “la rata mayor” podrá realizar todo tipo de extorsiones  a propietarios o encargados de giros negros, comerciantes ambulantes y sobre todo la prostitución en vía pública instalado sobre Anillo de Circunvalación.
Esta es una cara de la corrupción que el gobierno de la 4T, oculta ya que posiblemente como lo ha dicho Salvador Santiago Salazar, “tengo un buen padrino” y pertenece al partido político de MORENA.
Esto es una muestra de que las palabras del Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  en el sentido de acabar con la corrupción en la CDMX y el interior del país, solo es un slogan político, porque en la práctica las extorsiones seguirán, solo que ahora en la “Cueva de Alibaba con sus 10 ladrones”, instalada en la alcaldía Venustiano Carranza, la cual tiene fama de que sus alcaldes de apellido MORENO, son un grupo de extorsionadores y explotadores.
Se desconoce de momento, si de esto está enterada la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum Pardo. De ser así quiere decir que “El Chava..Chava..”, tiene razón al afirmar que cuenta con un “super padrino” dentro del partido en el pode, MORENA.
Se logró saber que Salvador Santiago, conocido como la “Rata mayor”, fijó como condición para aceptar el ingreso a la Venustiano Carranza, se diera de alta a sus diez “ratitas” que son las que se encargan de recolectar el dinero , producto de las extorsiones que cometen.
De manera extraoficial se logró saber que el “Chava..Chava”, seguirá controlando “desde su guarida”, parte de la alcaldía Cuauhtémoc. Esto tras una supuesta reunión que tuvo con altos funcionarios.
Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, UIF, debería realizar una auditoría de sus propiedades a “El Chava…Chava”,. Y vería que lo que tiene no lo hizo con su sueldo, sino con las extorsiones a los comercios establecidos en el sector Cuauhtémoc.
Tomado del Nuevo México Plural