La violencia de la disidencia ya cobra vidas humanas

 

SUMARIO

De forma ilegal y con lujo de violencia intentan apropiarse de la planta de Cruz Azul Hidalgo… El Presidente AMLO ya debe poner un alto a los atropellos de los disidentes antes de que la sangre llegue al río… que ya llegó.

JOVIRA

Definitivamente los disidentes siguen haciendo de las suyas y de forma ilegal se quieren apoderar de la planta de Cruz Azul Hidalgo… el mismo modus operandi que utilizaron para tomar las oficinas de Torres Adalid, que finalmente fueron desalojados por su actuar de forma ilegal.

Pero no sólo eso, también los disidentes usan la violencia para lograr sus propósitos.

En la madrugada de este miércoles quisieron apoderarse del patrimonio de los cooperativistas: la planta cementera de la Cruz Azul, el bastión histórico por excelencia.

Los intentos de los disidentes han sido en vano, pues los trabajadores han defendido con el alma y vida su patrimonio.

Víctor Manuel Velázquez y José Antonio Marín usan de forma reiterada la ilegalidad para apoderarse de toda la Cooperativa, y son capaces de todo para lograr sus propósitos: dinero, violencia, grupos de choques, armas, etc, todo lo que está a su alcance para salirse con la suya, incluso hasta quitar vidas humanas.

El vandalismo y el terrorismo de los disidentes no tienen límite. Ante el fracaso de su intento…. ¿qué estarán tramando? ¿Más violencia, más sangre y más ilegalidad? Por lo pronto ya se habla de 8 muertos.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador debe intervenir para evitar que la sangre llegue al río…. que ya llegó, pero hay que evitar que se haga un mar de sangre… no olvidar que esto ya ocurrió en la toma ilegal y violenta de la planta de Lagunas, Oaxaca.

LOS HECHOS

En la madrugada de este miércoles 27 de abril, un grupo de 500 personas, evidentemente de choque, intentaron tomar por asalto la planta de Cruz Azul Hidalgo con lujo de violencia y evidente impunidad.

El pasado 11 de marzo, en una acción similar, más de 150 colaboradores de Concretos Cruz Azul fueron despojados de su sitio de trabajo por un grupo de choque que mantuvo secuestradas las oficinas en Torres Adalid, en la colonia Del Valle por tres semanas, pese a las versiones falsas y manipuladas de José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez, quienes expresaron que dichas instalaciones habían sido tomadas con el apoyo de la fuerza pública.

Es precisamente el Consejo legal, encabezado por Federico Sarabia y Alberto López, quien restituyó y regresó a los compañeros de Concretos Cruz Azul por la vía de la legalidad y la justicia dichas oficinas la semana pasada.

Este miércoles, en un acto abiertamente cobarde y nuevamente manipulador, José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez envían a más de 500 hombres a buscar tomar por asalto las instalaciones de la planta de Cruz Azul Hidalgo por la vía de la violencia y sin la actuación alguna de las fuerzas del orden.

Este acto de violencia y abierta provocación tuvo un saldo lamentable y se responsabiliza de forma directa a José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez por los daños ocurridos y por el lamentable fallecimiento de un compañero trabajador.

Ante estos hechos, urge la intervención de las autoridades correspondientes para acabar con los actos de terror, abierta manipulación, despojo, violencia y evidentes violaciones al derecho con actos de provocación ordenados y pagados por José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez, quienes tendrán que responder ante los socios cooperativistas y colaboradores de Cruz Azul, además de enfrentar a la ley por sus actos y recurrentes atropellos en su afán de quedarse y apoderarse del patrimonio de la Cruz Azul.

Para muestra un botón: La Cooperativa en Lagunas Oaxaca, con manipulaciones ilegales ejecutadas por el abogado Rafael Anzures y ordenadas por Marín y Velázquez, pasó a ser una sociedad anónima, en donde se mantienen como propietarios y directivos el propio Marín, Velázquez y Anzures, haciendo a un lado a los auténticos propietarios, que son los cooperativistas, y tenerlos como simples trabajadores.

Cabe señalar que esta semana un juez federal en materia civil suspendió a José Antonio Marín, Víctor Manuel Velázquez y a Rafael Anzures de sus funciones en Concretos Cruz Azul y es justamente el martes que el juzgado notificó a diversas dependencias sobre lo resuelto por lo que no es de sorprender que las acciones violentas de la madrugada de este miércoles sean un acto más de desesperación por parte de Marín y Velázquez, quienes han recurrido a la violencia al ver cerradas sus opciones jurídicas.

Urge la pronta intervención de las autoridades para el puntual esclarecimiento de los hechos y para que se ejerza todo el peso de la Ley sobre quién o quiénes han creado este ambiente de terror en la Cooperativa y poner fin a los actos de violencia y de ilegalidad.

Los terroristas azules y asesinos tienen nombre y apellido: Víctor Manuel Velázquez y José Antonio Marín Velázquez.

Disidentes, planta cementera, Cruz Azul, Hidalgo, modus operandi, Torres Adalid, violencia, patrimonio, cooperativistas, Víctor Manuel Velázquez, José Antonio Marín, ilegalidad, vandalismo, terrorismo, Andrés Manuel López Obrador, Lagunas, Oaxaca, Concretos, Federico Sarabia, Alberto López, terror, manipulación, Rafael Anzures, destacada

 

3000 49 total views,  1 views today