José Antonio Marín Gutiérrez, en la mira de la FGR

TÓPICOS POLÍTICOS

  • La Fiscalía investiga fraude a Cruz Azul y el ex apoderado y quien fuera funcionario en la cooperativa está acusado de presuntos pagos ilegales por 78 millones de pesos

POR EL TOPO

 

En concreto: José Antonio Marín Gutiérrez, en la mira de la Fiscalía General de la República.La FGR indaga a Marín Gutiérrez, quien fuera apoderado legal y ex presidente del Consejo de Vigilancia de la Cooperativa Cruz Azul, por presuntos pagos ilegales por más de 78 millones de pesos con dinero de la cementera. 

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales está próxima a presentar ante un juez la imputación contra José Antonio Marín por el delito de disposición ilegal de recursos, previsto en la Ley de Instituciones de Crédito, señalan fuentes federales.

Cabe recordar que Marín es, junto con Víctor Manuel Velázquez Rangel, una de las cabezas visibles de la disidencia que desde hace por lo menos un lustro se opone a la dirección de Guillermo Álvarez Cuevas al frente de la Cooperativa.

Según antecedentes del caso, la Fiscalía General de la República investiga a Marín Gutiérrez por desvíos de recursos de las arcas de la cooperativa por 78 millones 742 mil 578 pesos, en transferencias realizadas el 29 de enero, el 27 de marzo y el 28 de agosto de 2019.

No hay que olvidar que en esta última fecha, Marín ingresó a las oficinas de la cementera, en Periférico Sur, con base en una medida cautelar dictada por el juez federal Felipe Consuelo Soto, quien le otorgó la calidad de interventor con cargo a la caja.

Las denuncias que investiga la FGR señalan que ese día José Antonio Marín se hizo del control de los tokens de diversas cuentas bancarias de la cooperativa y luego hizo algunas transferencias a despachos de abogados y empresas con las que nunca tuvo relación alguna la cementera, así como a “factureras”.

La medida cautelar dictada por Consuelo Soto sólo estuvo vigente hasta el día en que el ahora imputado ingresó a las oficinas de la cooperativa.

Pese a que la cementera presentó una queja contra el juez por haberle dado una medida cautelar a Marín, sin ser parte de la demanda, Consuelo Soto no fue sancionado.

Sin embargo, semanas después de su resolución, fue removido y enviado como titular de un juzgado de distrito en Chiapas.

SE INVESTIGA DOS DENUNCIAS

De acuerdo con la información obtenida, la Fiscalía encabezada por Alejandro Gertz Manero investiga dos denuncias por este caso, una de ellas presentada por la directiva de Guillermo Álvarez, por violación a la Ley de Instituciones de Crédito, y otra de su hermano José Alfredo Álvarez Cuevas, por el delito de administración fraudulenta.

Las querellas se presentaron con una diferencia de varios meses, lo que explica que la primera esté prácticamente concluida y a punto de ser judicializada, mientras que la segunda apenas se encuentra en los trámites iniciales.

Los delitos que le atribuyen a Marín no tienen contemplada la prisión preventiva de oficio y si el juez estima que la imputación cuenta con los datos suficientes, tendrá el derecho a llevar un eventual proceso en libertad.