Es apremiante para la actual administración federal arrojar al cesto de la basura las Instituciones Federales

Por Benito Herrera

Es apremiante para la presente administración federal, echar abajo las instituciones que han sido un logro de los mexicanos y, las mexicanas, que nos ha costado mucho dinero y esfuerzo para democratizar al país. Estas medidas ocurren para evitar esconder los errores y la corrupción-léase deficiencia- que existe en la administración federal y local.

Senadores del PAN, coincidieron con él que esto escribe pronunciándose en conferencia de prensa atreves de su coordinador Erandi Bermúdez Méndez, al tiempo que reiteró que darán la batalla para evitar que el Presidente destruya las instituciones.

En conferencia de prensa el presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, y el coordinador de los diputados panistas, Juan Carlos Romero Hicks,

El encargado de la coordinación del GPPAN, Erandi Bermúdez, señaló que estamos viendo un retroceso preocupante, pues el Presidente quiere hacerse del control de todas las instituciones y volver a un régimen de presidencialismo extremo.

El Presidente no quiere a los órganos autónomos porque no le gusta que nadie critique, cuestione o evidencie la ineficiencia de su gobierno, sostuvo.

Durante esta Admiración federal, el 80 por ciento de los contratos se asignan por adjudicación directa, los escándalos de corrupción surgen cada día y en los círculos más cercanos al Presidente, las solicitudes de acceso a la información no se atienden y la información se reserva por años, insistió.

Hoy, alertó, están en riesgo el Instituto Nacional de Acceso a la información, la Comisión Reguladora de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y el instituto Federal de Telecomunicaciones.

Esta administración federal, recordó, se ha caracterizado por la destrucción de las instituciones como el Seguro Popular, el Fondo para la Atención de Emergencia, las estancias infantiles, los fideicomisos, el Instituto Nacional del Emprendedor, por mencionar algunos, dejando a millones de mexicanos sin certeza y a la deriva.

“Estamos viendo un retroceso preocupante. Esta administración federal quiere hacerse del control de todas las instituciones, quiere volver a un régimen de presidencialismo extremo”, señaló.

Tiene el control legislativo con la mayoría en ambas cámaras, tiene a la Fiscalía General de la República y como no ha tenido éxito cooptando todos los organismos autónomos, ahora su estrategia es desaparecerlos, afirmó.

“Ya lo hizo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, con el INEGI y el Banco de México, enviando a su gente más cercana, sin importar el perfil o la independencia”, subrayó.

La construcción de instituciones para frenar la concentración de poder ha sido un logro de muchos años y lejos de desaparecerlos se necesita fortalecerlos, ya que la presencia de los órganos autónomos es un paso adelante hacia la democracia y la pluralidad, detalló.

“Desaparecerlos sería un golpe al progreso de la democracia, a la transparencia, a la economía y a la competitividad del país.

Es una pésima señal frente a nuestros socios comerciales y el resto del mundo. Sería un terrible retroceso”, advirtió.

Todos aquellos recursos que no vayan a la construcción de sus obras faraónicas le estorban, le incomodan.