Diputados buscan ampliar licencia de paternidad

POR CECILIA GARCÍA/

La diputada Claudia Reséndiz Hernández (Encuentro Social) propuso una iniciativa para reformar la Ley Federal del Trabajo, con el fin de establecer que se otorgará un permiso de paternidad de quince días laborables con goce de sueldo a los hombres trabajadores, por el nacimiento de sus hijos y de igual manera en el caso de la adopción de un infante.

Indica que esta reforma a la fracción la fracción XXVII Bis del artículo 132 de dicha ley, busca impulsar la responsabilidad equitativa entre hombres y mujeres en la crianza de los hijos, ya que se considera que los cinco días que se otorgan actualmente son insuficientes.

Comenta que la ampliación del periodo favorecerá la formación del vínculo afectivo desde temprana edad, factor de vital importancia para el desarrollo del recién nacido.

Precisa que el propósito es hacer efectivo el derecho constitucional al empleo digno e impulsar el equilibrio vida familiar-trabajo, generando con ello oportunidades para que los trabajadores conjuguen sus responsabilidades familiares con su desarrollo profesional, lo que propicia a la vez ambientes laborales más saludables, armónicos y productivos.

“Es necesario ampliar la licencia de paternidad de 5 a 15 días, como una acción que fortalezca la convivencia entre padres e hijos, con el propósito de incentivar el sentido de pertenencia al centro laboral y contribuir con ello al bienestar personal y familiar”, refiere.

La iniciativa, turnada a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, en su exposición de motivos indica que cuando una pareja va a tener un bebé, la mujer tiene derecho a pedir días de incapacidad o permiso de maternidad, de seis semanas anteriores y seis posteriores al parto. Este permiso consiste en una prestación en la que, con goce de sueldo, las personas trabajadoras pueden tomarse unos días para cuidar a sus hijos.

Señala que en México el permiso de paternidad para la otra parte de la pareja, por lo general un hombre, es muy reducido y por lo tanto impide que se desarrolle una crianza equitativa. Fue apenas en marzo de 2014 que se reconoce que los trabajadores tienen derecho a cinco días pagados, como permiso de paternidad, frente a los tres meses que constituye el permiso de maternidad.

De acuerdo con la organización de análisis de políticas públicas Early Institute, cuando la dinámica doméstica cambia con la llegada de un nuevo integrante, es importante que la familia viva unida y así pueda experimentar la nueva etapa como mamá y papá. Entonces, los permisos de maternidad y paternidad se han pensado como derechos laborales que otorgan a trabajadores y trabajadoras la posibilidad de hacerlo.