Diputados aprueban reformas para proteger al adulto mayor 

Por Cecilia Garcia
En sesión semipresencial, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, por consenso de 455 votos, el dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, con el objetivo de protegerlos de la violencia y que tengan trabajo digno.
El dictamen, que modifica los artículos 11, 12, 13, 14, 19, 26, 28 y 39 de la citada Ley, establece que la denuncia popular podrá ser sobre los actos de violencia hacia personas adultas mayores; además, que la organización de la bolsa de trabajo que corresponde a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social incluya el término “trabajo digno”.
El dictamen, enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, también actualiza el término “Distrito Federal”, por “Ciudad de México” e incorpora “las alcaldías de la Ciudad de México”.
Las personas adultas mayores tendrán acceso a un trabajo digno
Al fundamentar el dictamen, la diputada Olga Juliana Elizondo Guerra (PT) comentó que estimular la participación social es de gran relevancia a efecto de que se haga del conocimiento de las autoridades competentes, por medio de una denuncia, todos los actos de violencia que dañen a un adulto mayor.
Además, explicó, tendrán acceso a un trabajo libre de discriminación, con seguridad social y un salario remunerador y digno, quedando claro que sus derechos no están sujetos a dádivas.
“Se dará un paso más en el respeto, defensa y garantía de los derechos de las personas adultas mayores, lo que resulta en un beneficio y una mayor calidad de vida y bienestar”, señaló.
Al fijar su postura. la diputada Norma Azucena Rodríguez Zamora (PRD) comentó que, de acuerdo con un informe especial sobre los derechos de las personas en 2019 de la CNDH, este grupo está expuesto a la vulneración de sus derechos fundamentales y, por lo general, no denuncian la violencia. “Seguiremos luchando para garantizar sus derechos, particularmente el derecho a la salud y una vida digna”, aseveró
ACREDITAR LA EDAD
Igualmente se aprobaron reformas para que las personas adultas mayores puedan acreditar su edad mediante identificación oficial, credencial de jubilado o pensionado, o credencial que lo acredite como persona adulta mayor, y así gozar de los beneficios de esta ley y de otros ordenamientos jurídicos aplicables.
El dictamen que adiciona un artículo 28 Bis a la citada ley, fue aprobado por unanimidad de 453 votos.
También derogaba la fracción XIX de ese artículo, que faculta al Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) a “expedir credenciales de afiliación a las personas adultas mayores con el fin de que gocen de beneficios que resulten de las disposiciones de la presente Ley y de otros ordenamientos jurídicos aplicables”.
Sin embargo, con 439 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, fue aprobada la reserva de la diputada Lizeth Amayrani Guerra Méndez (Morena), quien planteó modificar dicha fracción del dictamen para que el INAPAM continúe con la expedición de credenciales de afiliación a las personas adultas mayores.
El dictamen refiere que la mayor parte de las personas adultas mayores padecen de alguna discapacidad motriz o limitaciones, lo que les dificulta seriamente o les evita acudir a realizar los trámites engorrosos, tardados e indignantes, para que les otorguen la credencial del INAPAM.
Subraya que no están en condiciones óptimas y adecuadas para llevar a cabo dichas gestiones burocráticas. Indica que es muy práctico, efectivo y mejor, que se identifiquen con la credencial del Instituto Nacional Electoral, un documento que la inmensa mayoría de ellos ya tienen.