CDMX reforzará atención de Covid-19 desde casa con médicos privados

 

Redacción/Cosmopolítico

Ante el incremento de hospitalizaciones por Covid-19 en la Ciudad de México, que ya rebasó el pico máximo que se tenía proyectado para la Zona Metropolitana del Valle de México, el gobierno capitalino presentó un modelo de atención integral que incluye aumento de capacidad hospitalaria, atención especializada en casa por parte de hospitales públicos y privados, y atención primaria por parte del IMSS.

“De esta manera, se puede hacer una atención temprana de la enfermedad, sin la necesidad de llegar a un hospital, pero con medicamentos y seguimiento médico en casa y esto abre la posibilidad de tener una capacidad hospitalaria, si es que sigue creciendo la enfermedad en la ciudad, de una manera más amplia que la que teníamos en su momento”, explicó la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.

Destacó que, tras un convenio entre el Insabi y las instituciones privadas, se va a poder atender 6 mil casos en casa, además de los 500 casos diarios que se atienden actualmente por parte de la Secretaría de Salud capitalina (Sedesa).

La titular de la Sedesa, Oliva López Arellano, comentó que esta atención está bajo la coordinación de Insabi y supervisión de Sedesa y del C5 (Locatel/911) y el proceso que se sigue es: captación de paciente, registro y seguimiento, se le realiza un expediente clínico, se le brinda asistencia 24 horas, cuenta con evaluación de especialistas, así como un monitoreo remoto, estudios de laboratorios,  consultas médicas presenciales y por telemedicina, servicio de enfermería  y la coordinación en caso de requerir traslado.

Oliva López, indicó que se tendrá un apoyo importante de la iniciativa privada, y se sumarán médicos especializados de atención privada, por lo que se tendrá un mecanismo de captación de pacientes, una valoración, y un registro de estos pacientes.

“Una valoración para saber que es una persona que si requiere una atención porque tiene un cuadro moderado, un cuadro con síntomas, un cuadro probablemente asociado también a comorbilidades, que hace una evaluación por especialista en domicilio”, detalló la funcionaria.

Además, aseguró que se tendrá un apoyo con un monitoreo cada 24 horas, se entregarán distintos recursos al paciente, como un oxímetro, termómetro y un baumanómetro, para la toma de presión. Agregó que si requiere se le apoyará con oxígeno domiciliario al ciudadano contagiado, con monitoreo si así fuera el caso y con estudios de laboratorio.

“Esto es muy importante porque nos da una valoración integral global y también permite que pacientes que pueden seguir por tener cuadros moderados con comorbilidades, pueden continuar su atención en domicilio con un seguimiento especializado, con el soporte diagnóstico y también radiológico o seguimiento importante”, señaló Oliva.

Añadió que en los hospitales de la Sedesa se hará la valoración en los triages, posteriormente la entrega de algún medicamento necesarion, una tomografía y se una toma de muestra de laboratorio “y esa persona se va con su tratamiento con su seguimiento tomográfico y con sus exámenes de laboratorio con seguimiento desde el hospital especializado, entonces esto viene a reforzar la atención especializada en casa”.

Finalmente, mencionó que se iniciará este programa con 600 pacientes para crecerlo a 6 mil.

Además, se les entrega a los pacientes un kit de seguimiento (baumanómetro, oxímetro y termómetro), medicamentos e insumos necesarios para la atención.

Y por parte del IMSS, se realiza el programa “Módulos de Atención Respiratoria” (MARS) para realizar valoración respiratoria y una prueba rápida de COVID en 26 en unidades de medicina familiar y en hospitales de segundo nivel.

Zoé Robledo, titular del IMSS, comentó que los MARS están dirigidos para las personas que tengan síntomas no graves o que hubieran estado en contacto directo con alguien que tiene la enfermedad; si alguien no es derechohabiente, puede acudir de igual forma.

En los módulos reciben una valoración médica rápida y si se confirma que tienen el virus, los médicos orientan si se requiere atención ambulatoria o en el hospital.

La jefa de gobierno adelantó que para que la gente que padece Covid-19 no se quede sin camas en la capital,  del 14 al 31 de enero se habilitarán otras 501 camas más, de las cuales 100 son camas con ventilador; de ellas el IMSS contará con 211; el ISSSTE con 150; SEDENA con 20; PEMEX con 20; y  SEDESA  otras 100, con la apertura del Hospital General Topilejo.