Billy Álvarez sigue siendo el director general de la Cooperativa La Cruz Azul

TÓPICOS POLÍTICOS

POR EL TOPO

En días pasados se presentó cierta confusión a raíz de que algunos medios de comunicación informaron sobre la destitución y salida de Guillermo Álvarez Cuevas y la toma administrativa de La Cruz Azul a manos de los consejeros ilegales José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel… una información totalmente falsa.

Es pertinente aclarar que por bases constitutivas el nombramiento y despido de la figura de Director General es exclusivamente facultad de la Asamblea General y los socios que la conforman.

Hay que destacar que en la Asamblea General de 2014, siendo presidente de la Mesa de Debates José Antonio Marín, se le otorgaron facultades amplias de administración a la figura del Director General, siendo en ese momento Billy Álvarez Cuevas, y quien hasta el día de hoy, y debiendo responder a.las acusaciones personales de las autoridades, continúa con dichas facultades.

En concreto: Billy Álvarez sigue siendo el director general porque el órgano rector de La Cruz Azul, que es la Asamblea General, ni siquiera ha puesto en la agenda del día su posible remoción, ratificación o aceptación de su renuncia. De llegar ese día, es importante mencionar que se requiere la presencia de Billy para que él exponga los argumentos de su defensa.

La orden de aprehensión que tiene no significa culpabilidad y la resolución de un juez no está por encima de la decisión de socios en la Asamblea General.

En concreto: Presidentes de los Consejos de Administración y Vigilancia no están por encima del Director General, ni el Director General está por encima de la Asamblea General, que es el órgano rector y la máxima autoridad de la Cooperativa La Cruz Azul.

RESOLUCIÓN DA LEGALIDAD A DISIDENTES SU PERIODO DE 2018 A 2020

Cabe señalar que el día 9 de septiembre de 2021 se resolvió el amparo directo con número de expediente 92/2021, relativo al Juicio Ordinario Mercantil 1055/2018, relativo a la nulidad de asamblea celebrada de forma ilegal y plagada de nulidad, mas sin embargo el Primer Tribunal del Primer Circuito de la Ciudad de México resolvió en favor de Marín Gutiérrez y de Velázquez Rangel, los cuales fueron designados el primero como presidente del Consejo de Administración y el segundo como presidente del Consejo de Vigilancia por el periodo del 29 de septiembre de 2018 al 29 de septiembre de 2020, es decir, su gestión como consejeros ya terminó, esto con relación a las bases constitutivas vigentes en Cooperativa La Cruz Azul, S. C. L., que señalan que la duración en los cargos en representación de la sociedad son 2 años como consejeros.

SARABIA Y LÓPEZ, LEGÍTIMOS CONSEJEROS

El 26 de agosto de 2020 fue celebrada una asamblea con quórum legal en la que asistieron el 80% de los socios activos y convocada por más del 20% de los socios, en las oficinas corporativas de Gran sur, lugar donde tiene establecido su domicilio legal, y en la cual se vota nuevamente por consejeros resultando presidente del Consejo de Administración Federico Sarabia Pozo y Alberto López Morales como presidente del Consejo de Vigilancia, hoy en día vigentes y en funciones como lo establecen los Tribunales Locales y Federales, como legítimos directivos avalados y reconocidos por más del 80 por ciento de los socios activos que suman 716.

ASAMBLEA EXTRAORDINARIA DE ABRIL DE 2021, FUERA DE ESTATUTOS

Cabe destacar que el 5 de abril de 2021, los disidentes encabezados por Marín y Velázquez vuelven a celebrar una Asamblea extraordinaria fuera de estatutos cuya convocatoria es ajena al interés de los socios y ordenada por el juez 60 de la Ciudad de México, es decir, una asamblea mal convocada sin cumplir con los lineamientos legales de la Ley General de Sociedades Cooperativas, ni con las Bases Constitutivas vigentes de La Cruz Azul.

Se destaca adicionalmente que una Asamblea Extraordinaria por estatutos no puede votar por Consejo alguno, sin embargo, de forma muy conveniente José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez se reeligen.

Es importante resaltar que esta última Asamblea se encuentra en proceso de nulidad en Juicio Ordinario Mercantil ante Tribunales Federales quedando sin efectos la elección de estos consejeros, así como todos los actos y acuerdos celebrados.

En conclusión: Marín y Velázquez no tienen la representación social a la fecha, por lo tanto no pueden celebrar actos de administración, ni convocar asambleas, ni siquiera excluir a algún socio activo, ni tomar decisiones o actos administrativos.

Es sabido que al día de hoy tanto Marín Gutiérrez como Velázquez Rangel se han cuidado de salir públicamente a hacer menciones o firmas legales, por ejemplo con el equipo de futbol o las ampliaciones de las plantas; esto obedece a que ellos mismos saben que carecen de dichas facultades y que de hacerlo caerán en fraude administrativo tipificado, incluso existen juicios ya sobre este punto.

DISIDENTES GASTAN 800 MILLONES DE PESOS EN 8 MESES

El lamentable caso de La Cruz Azul está plagado de anomalías, omisiones de jueces, resoluciones, sin el debido proceso y más de 800 millones de pesos registrados ante el SAT pagados a abogados de quienes tienen tomada la Cooperativa en tan sólo 8 meses, es decir, salidas de más de 100 millones por mes a través de artimañas fiscales debido a.la carencia de facultades de los disidentes.

Lo anterior se puede constatar en archivos en poder de las autoridades de la CDMX, que es donde se encuentran las mayores anomalías que incluso ya fueron órdenes de investigación por ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).