¡Aviva el fuego y luego apaga! Pide AMLO no ‘sentenciar’ a García Luna ni a Salvador Cienfuegos

* Primero se tiene que demostrar la culpabilidad en Estados Unidos, expresa el Presidente de la República

 

POR JOSÉ VIEYRA

El Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió no “sentenciar” a los ex secretarios de Seguridad, Genaro García Luna, y de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, antes de que se demuestre su culpabilidad en Estados Unidos.

Afirmó que la detención de ambos funcionarios -presos por acusaciones de narcotráfico- evidencia la decadencia y la profundidad de la crisis en el país, así como la subordinación del poder económico sobre el poder político.

“Imagínense, un secretario de Seguridad Pública preso en Estados Unidos acusado de vínculos con el narcotráfico, hace unos días detienen también al que fue secretario de la Defensa, acusado por lo mismo. Desde luego, en ningún caso hay que denunciarlos antes de que se les demuestre su culpabilidad”, dijo.

“Pero esto es lo suficientemente representativo para demostrar la profundidad de la crisis de México, la decadencia de México, que produjo la política neoliberal y el predominio del dinero, predominio del poder económico, que subordinó por completo al poder político”, añade.

Al visitar la presa Ángel Albino Corzo, en Ostuacán, Chiapas, el Primer Mandatario presumió que afortunadamente el pueblo actuó de forma sabia y ejemplar, y supo decir “ya basta” para iniciar un proceso de transformación.

López Obrador nuevamente admitió que aún no se termina de limpiar el gobierno de lo que llamó “peste funesta de la corrupción”, aunque recalcó que no dará ni un paso atrás en ese propósito.

“Todavía, como es un proceso de cambio, estamos en transición, todavía lo viejo no acaba de morir, estamos encontrando todavía en los cajones de los escritorios expedientes que prueban la corrupción que imperaba antes de que llegáramos a la Presidencia”, expuso.

“Que no se hagan ilusiones los conservadores, no vamos a dar ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso, yo creo que a estas alturas ya se sabe que somos perseverantes, que somos tercos, y que se va llevar a cabo, llueve, truene o relampaguee”.

Si se sigue insistiendo en la necesidad del cambio poniendo por delante el interés general, del pueblo y de la Nación, abundó López Obrador, se tendrá una patria libre igualitaria, justa, honesta, austera y sobria.