Aparte del coronavirus, el cáncer de ovario es la otra batalla de la mujer

*Al año 4 mil mujeres mexicanas son diagnosticadas con la enfermedad y es la segunda de las principales causas de fallecimiento por tumores malignos en la población mexicana, de acuerdo con datos del INEGI

POR JOSÉ VIEYRA

La mujer no sólo continúa luchando para defender su derecho a la equidad de género.

Hoy en día tiene una batalla mayor yaciendo en la oscuridad, a veces indetectable por sus sentidos, pero letal, tal vez puede provocarle la muerte.

Nos referimos al cáncer de ovario. Al año 4 mil mujeres mexicanas son diagnosticadas con la enfermedad y es la segunda de las principales causas de fallecimiento por tumores malignos en la población mexicana, de acuerdo con datos del INEGI.

TRES DIFERENTES TIPOS

Existen 3 tipos de cáncer de ovario: Los tumores epiteliales se originan de las células que cubren la superficie externa del ovario; los tumores de células germinales se producen de las células que generan los óvulos, y los tumores del estroma se causan de las células del tejido estructural que sostienen el ovario y producen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.

La incidencia ha ido aumentando lentamente desde los años 60 y se puede considerar alta en México.

Actualmente se coloca en segundo lugar de los cánceres ginecológicos.

FACTORES DE RIESGO

Te enumeramos los factores de riegos del cáncer de ovario:

1.- El envejecimiento, la mayoría de los casos se detectan a partir de los 50 años.

2.- Sobrepeso y obesidad.

3.- Tener hijos más tarde o nunca tener un embarazo a término.

4.- Uso de tratamientos de fertilidad.

5.- Terapia hormonal después de la menopausia.

6.- Antecedentes familiares de cáncer de ovario, de seno o cáncer colorrectal.

7.- Síndrome de cáncer familiar.

8.- Síndrome hereditario de cáncer de seno y ovario.

9.- Síndrome de hamartoma tumoral PTEN.

10.- Hábito de fumar y consumo de alcohol.

LOS PRINCIPALES SÍNTOMAS

Te recomendamos asistir al médico si tienes los siguientes síntomas:

** Dolor pélvico y abdominal persistente.

** Aumento del tamaño abdominal, con sensación de plenitud continua.

** Pérdida del apetito y sensación de estar lleno rápidamente.

** Síntomas urinarios (orinar frecuentemente).

** Cambios en el hábito intestinal (estreñimiento o diarrea).

** Dolor de espalda inexplicable que empeora con el tiempo.

** Cansancio excesivo.

** Pérdida o aumento de peso sin causa conocida.

TRATAMIENTO

Si eres paciente con cáncer de ovario, debes saber, en algunos casos el tratamiento consiste en una cirugía extirpando el tumor.

Otra opción es la quimioterapia (medicamentos para combatir las células cancerosas) y hoy en día se realizan pruebas genéticas para detectar a las pacientes que son candidatas a terapias génicas dirigidas y así, además de lograr extender el periodo libre de enfermedad, se conserva e impacta positivamente en la calidad de vida de la paciente.

Las necesidades reales para una paciente diagnosticada con cáncer de ovario es comprender su padecimiento, recibir la información necesaria de tratamientos secundarios, la orientación y el apoyo individual y familiar.

PREVENIR, LA MEJOR INICIATIVA

Actualmente, organizaciones sin fines de lucro dan asesorías gratuitas para enfrentar el problema que conlleva tener a un paciente con cáncer de ovario.

La mujer se enfrenta a dificultades diarias, en la salud se tiene que concientizar en el cuidado de su cuerpo para prevenir enfermedades. No queremos que nos hagan falta, prevenir es la mejor iniciativa.

Recuerda, el cáncer de ovario es un enemigo silencioso, pero si lo detectas a tiempo, hay más vida para que goces a plenitud a tus seres queridos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA