AMLO descarta demanda por espionaje con Pegasus; asegura que en su gobierno ya no se espía a nadie

Redacción/
AMLO descarta demanda por espionaje con Pegasus; asegura que en su gobierno ya no se espía a nadie

Al calificar como una “vergüenza” el espionaje del que fue víctima él, su familia y decenas de personas de su entorno en el gobierno de Enrique Peña Nieto, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que esta práctica ya no sucede y descartó presentar una denuncia por el uso del sistema Pegasus en su contra.

López Obrador resaltó que la administración que encabeza ya no espía ni a la oposición, ni a defensores de derechos humanos. Y señaló que no iba a instruir ni solicitar ninguna investigación sobre el caso.

“No voy a hacer ninguna denuncia, ya esto es muy importante, esto contribuye más que ir a un tribunal porque lo más importante de todo es el cambio de mentalidad”, dijo en conferencia de prensa.

El 18 de julio se dio a conocer una investigación de diversos medios que reveló una lista de celulares de todo el mundo que podrían haber sido objetivo del software espía Pegasus, de la empresa israelí NSO.

Entre los usuarios de esos 50 mil números de teléfono hay activistas, periodistas, ejecutivos de empresas y políticos de todo el mundo. Del total, 15 mil son números de México, según informes difundidos.

Por ello, el mandatario comentó que “es realmente una vergüenza y es una prueba irrefutable que imperaba un gobierno o estábamos sometidos a un gobierno autoritario, antidemocrático, que violaba los derechos humanos y el Estado era el principal violador de los derechos humanos”.

Afirmó que si procediera a denunciar no terminaría y “hay que saber que desgraciadamente todo esto se padeció y hacer el compromiso de no repetirlo, que es lo que estamos haciendo”.

“La política es un imperativo ético, por eso desapareció el Cisen y lo que hay de inteligencia tiene que ver con el combate al crimen, es para proteger a los ciudadanos no para estar espiando a opositores, periodistas, dirigentes políticos, de partido a dueños de grandes empresas, a las iglesias, no”, aseveró.

Sostuvo que es necesario que la gente sepa que el gobierno utilizaba recursos públicos para pagar programas de espionaje.

“Se espiaba a todos los dirigentes de oposición, a periodistas y a muchísima gente. ¿Cómo se espiaba? Tenían equipos sofisticados para escuchar las llamadas telefónicas, no sólo de la persona que era el blanco, sino de todo su entorno. Desde luego, me espiaban durante uno o dos años, bueno, muchos más. Pero ahora se da a conocer que también a mi esposa, a mis hijos, bueno hasta el médico que me atiende, al cardiólogo”, agregó.

Además sostuvo que se revisará si aún existe el contrato con NSO Group por su malware Pegasus y en caso de ser así, será cancelado.