Amazement, la agencia de publicidad que está hechizando al mundo

  • La tecnología puesta como nunca al servicio de la comunicación * La magia de la personalización de las experiencias en marketing

POR JOSÉ VIEYRA

Con su agencia de publicidad y marketing denominada Amazement Agency, Marcos Amadeo -alias Amador- y Julián Ávila -alias Juliano- están comiéndose al mundo publicitario con las estrategias de acciones digitales y experiencias B2B y B2C más exitosas de la historia.

Tras un pasado brillante que los situó entre los mejores magos del mundo y que les llevó a ganar el Merlín Magic Award en 2013, el mismo premio que obtuvieron ilusionistas como David Copperfield y Criss Angel, hoy esa fascinación la han puesto al servicio de campañas únicas que han sabido combinar como nadie la tecnología y la magia, generando algo que ellos conocen muy bien: el asombro.

Han desarrollado esta tecnología de forma única; son el mejor ejemplo de cómo debe usarse apropiadamente la personalización en campañas digitales, haciendo justamente del asombro el pilar de su estrategia.

Entre sus clientes están marcas como Coca-Cola (con la campaña más exitosa de su historia en tiempos modernos), Samsung, Netflix, Chevrolet, Movistar, Teletón, LG, Credomatic, Sam’s Club, Mercedes Benz, Sony Music, American Express, Santader Río, DELL y muchos más, además de personalidades como Gabriel Batistuta, Carlos Vives, Ha*Ash, Yuridia, Ricky Martin, Thalía, Diego Boneta, Lucero,  CNCO, Keylor Navas y muchos más.

Su inicio no fue fácil, pues se curtieron dando presentaciones para petroleras, laboratorios y diversas empresas.

Un día, por ejemplo, para una compañía telefónica hicieron aparecer un avión en medio de la fiesta. Y luego, la gente partía a otra parte en ese mismo avión traído con un chasquido de dedos.

Otro día tuvieron una idea irrepetible: en vísperas de Navidad concibieron un truco donde Papá Noel llamara expresamente a cada niño y lo saludara por su nombre.

Era un truco que exigía algo de tecnología y ellos la desarrollaron. Golpearon las puertas de Coca-Cola y aunque fueron desdeñados, al final tuvieron la oportunidad, planteándoles el reto de que en 10 días lo vieran 10 mil personas.

Así nació la campaña “La carta de Papá Noel” en 2014 y en lugar de ésos 10 mil, al final el mensaje de Papá Noel había llegado a cuatro millones de niños.

Fue tal el éxito que al año siguiente Coca-Cola decidió internacionalizar la campaña, les multiplicó el presupuesto y Papá Noel habló en diversos idiomas a niños de todo el mundo.

Fue un éxito globalizado sin precedentes: 5 millones promedio de visitas por año y 27 millones de reproducciones en YouTube.

Ejemplos de sus campañas personalizadas sobran. Carlos Vives los eligió para promocionar su canción “Robarte un beso”. Cuando el fan recibía el video, el músico lo saludaba por su nombre y en tiempo real lo llamaba por teléfono para agradecerle por su constante apoyo.

Antes de despedirse dedicaba una foto con el nombre escrito y se la mandaba por mensaje de texto. Los resultados fueron impactantes: la canción se hizo viral, el video generó más de 20 millones de vistas en la primera semana y en sólo 12 horas más de 204 mil personas de 83 países recibieron el llamado de Vives, que habló con todos ellos el tiempo equivalente a 61 días de comunicación interrumpida.

La idea ganó varios premios en el exterior, entre ellos el Mobile Marketing Award como la campaña móvil más efectiva del año en 2017. Y así con muchas marcas y celebridades. No paraban y no lo han hecho desde entonces.

Apenas en 2019 se lanzó una nueva campaña de Coca-Cola y para ese momento el Papa Noel ya no hacía una llamada, sino una videollamada en la que se incorporan diversos elementos que profundizan la personalización y la experiencia, seleccionando el tipo de saludo o contando los días que restan para la llegada de Navidad.

Y es que la industria publicitaria se encuentra transformándose, creando nuevos desafíos para los creativos, buscando ideas nuevas y retos que hacen el contacto con las audiencias mucho más dinámicas, efímeras y que usan nuevas estrategias y plataformas.

Por ello la posibilidad de que las audiencias finales puedan tener conversaciones con figuras emblemáticas como Santa Claus, o con personalidades como el tenista Rafael Nadal, el cantante Carlos Vives, o el futbolista del Barcelona y de la selección Uruguaya de Fútbol Luis Suárez forman parte de lo que las empresas a nivel mundial buscan cada vez más: la personalización y la oportunidad de hacer una publicidad dirigida y única hacia la audiencia final, que representa la vanguardia de la estrategia del mañana en este campo, pudiendo vivir cientos, o miles o millones de usuarios según sea el caso, la experiencia única de hablar en primera persona con las figuras representativas de las marcas y avanzar un paso más allá de lo que se había visto en el planeta. Han estado cerca de filmar una acción con Lionel Messi y también se enteraron que un allegado al Papa Francisco le mostró estas campañas digitales como propuesta moderna para hacerle llegar un mensaje a los fieles de forma diferente. 

Amazement Agency está ahora un paso adelante en las campañas publicitarias, generando nuevas e inéditas experiencias que, como su nombre lo indica, siguen empecinados en asombrar al mundo, reinventando y actualizando el entorno de la comunicación como nadie lo había hecho antes.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA